El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, anunció que el Ayuntamiento va a “tomar medidas” y “abrir expediente” para derribar un edificio que está al borde de la Nacional VI, ahora AC-12, frente al viaducto y donde se ubica un radar de tráfico, cerca del puente de A Pasaxe.

García Seoane señaló que en esta zona existen varias casas viejas, algunas abandonadas y en estado ruinoso, con pintadas y algunas con okupas, desde hace años. Una de ellas, al lado de “donde estuvo hace años el bar Galicia”, que está al borde de la calle A Xesteira que desemboca al borde de la ría de O Burgo, es la que prevé tirar porque “está totalmente destartalada”. Cerca de esta zona es donde el empresario José Collazo promueve una urbanización.

Seoane señaló que el Concello también abrió “expediente sancionador” y un “apercibimiento de rescisión de contrato” a la empresa adjudicataria del servicio de limpieza del colegio Juana de Vega de Nós, al existir descontento con su trabajo.