El pleno municipal de Sada abordó la situación del emblemático edificio de La Terraza tras la última decisión de la Audiencia Nacional de no demorar la reversión al Estado, prevista para el 17 de enero. Sadamaioría presentó una moción en la que instaba al Concello a solicitar a la Xunta y al Gobierno central la firma de un convenio con la Administración local para la restauración del edificio, pedir la concesión y reiterar que se tramite la desafectación de los terrenos del dominio público. No salió adelante porque solo contó con el apoyo de los autores de la iniciativa y BNG. Los integrantes del Gobierno local votaron en contra.

Los integrantes del nuevo Ejecutivo local propusieron algunos cambios en los puntos de acuerdo, como que se desarrollen los usos previstos en el plan general, pero no fueron aceptados por Sadamaioría. Por otro lado, el BNG presentó un ruego para reclamar el arreglo de La Terraza.

El Estado rechazó en octubre de este año prorrogar la concesión que se otorgó en 1922 para ocupar terrenos de dominio público con este quiosco de “refrescos y licores” y la familia que lo explota presentó un recurso contencioso administrativo contra este denegación que les impide continuar con el negocio. La Audiencia Nacional dictó un auto hace pocas semanas en el que, de forma cautelar, desestimó la petición de la familia de suspender la decisión del Gobierno de denegarles la prórroga de la concesión de La Terraza.

Los responsables del inmueble ofrecieron este mes una rueda de prensa para instar a la población a “movilizarse” ante lo que consideran un atropello, en referencia a la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica de proceder el próximo 17 de enero a la reversión de la concesión para la ocupación de terrenos de dominio público marítimo terrestre que ocupa La Terraza tras denegar la Demarcación de Costas la prórroga de la concesión.