Las cátedras de Emalcsa y de Hijos de Rivera de la Universidade da Coruña se han sumado a la Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo en un plan de control de la presencia del cangrejo americano en el embalse de Cecebre. El objetivo es actuar ante la amenaza de especies foráneas y garantizar la calidad del agua.

Cada una de estas cátedras aportarán 5.157 euros, hasta un total de 10.315 euros, para llevar a cabo estos dos proyectos, por lo que la Reserva no tendrá que poner fondos propios.

La Reserva realiza un control del cangrejo americano en el embalse con fondos europeos Next Generation con casi 50.000 euros. Ahora con la colaboración de la Universidade se produce un compromiso de “compartir conocimiento”.

La cátedra de Emalcsa se centra en la investigación para el desarrollo sostenible y la de Hijos de Rivera aborda la innovación en el suministro de agua para luchar contra el cambio climático.