El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, criticó ayer la “saturación” de los colegios oleirenses, que acogen en sus aulas a niños de ayuntamientos vecinos. El regidor culpó a la Xunta no de construir más centros en los ayuntamientos colindantes, como Cambre, Sada y Culleredo, y apuntó también que estos Concellos deben realizar las gestiones oportunas para poner terrenos a disposición del Gobierno autonómico en el que construir nuevos recintos docentes.

Seoane rechaza la supresión de espacios destinados a bibliotecas o laboratorio para convertirlos en aulas. El primer edil instó a “empezar a moverse en contra de estas políticas de la Xunta” y sostuvo que “tiene que moverse el colegio”, en referencia al Juana de Vega, “el último que se hizo” y que ha visto “sobrepasada” la previsión de alumnos. “En esa batalla, vayamos al unísono a reclamar a la Xunta lo que tiene que hacer en este concello en materia educativa y que se deje de mandar a niños a colegios nuestros porque están saturados y están perdiendo servicios a los que tienen derecho”.