Una vivienda en estado ruinoso ubicada en A Corveira, en el número 205 de la avenida de Vilaboa, ha sufrido un derrumbamiento, que el Concello de Culleredo achaca al temporal de los últimos días. El Ayuntamiento apunta que la Policía Local acudió tras el derrumbe para determinar las medidas a tomar. El PP cullerdense ve “intolerable que el Ayuntamiento permita la existencia de casas en ruinas en plena zona urbana, tanto urbanísticamente como por falta de seguridad”.