Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La carretera de Xalo a Castelo: socavones, riadas de agua y hasta la ambulancia la elude

Residentes en una urbanización piden hace años instalar canalización de pluviales y luego asfaltar | La vía tiene mucha circulación, también de transporte metropolitano y escolar

Imagen de unos de los baches existentes. | // L.O.

“En Navidad mi suegra se puso enferma, llamamos a una ambulancia y vino pero de regreso dijo que no bajaba de nuevo por ella porque era peligrosa e intransitable y dio un rodeo por Carral”, señala Julio, uno de los muchos vecinos de la urbanización del Xalo (entre Carral y Cerceda) que desde hace unas semanas protestan en redes sociales, con correos electrónicos y llamadas de aviso al Concello de Culleredo, municipio por donde pasa este vial que conecta con Castelo.

Esta carretera tiene numerosos y profundos baches de forma que hay tramos en los que es imposible esquivarlos. En momentos de intensas lluvias como en estos pasados temporales se generan torrentes de agua desde lo alto del monte que atraviesan como un río este vial, y que además corre a gran velocidad por la fuerte pendiente, arrastrando tierra y piedras y deteriorando continuamente el asfalto.

Uno de los torrentes de agua que atravesó la carretera, grabado por un residente

Los residentes en la zona demandan que se instalen tuberías de pluviales para canalizar estos torrentes de agua que se forman y que generan balsas de agua de forma en la vía. “Esto está así hace veinte años, llevamos mucho tiempo reclamando estas obras. No sirve de nada bachear o asfaltar si después vienen esas riadas de agua y se llevan todo. Desde la pandemia aumentó el número de familias en la urbanización y ahora aún tiene más tráfico esta vía”, destacó Julio.

“No son viviendas de fin de semana, aquí vivimos familias enteras todo el año” y van autobuses escolares, critica otra residente que afirma que hace años que les prometieron que se iba a arreglar.

Culleredo ejecutará una cuneta para desviar el agua

El Gobierno local explicó que intenta transferir este vial desde Folgueira al Xalo a la Diputación debido a su carácter “supramunicipal”, porque no da servicio a viviendas de Culleredo sino de Carral y Cerceda, a pesar de que atraviese este concello. Mientras tanto, de forma inmediata, anunció ayer, tras visitar la zona, que va a ejecutar una cuneta para derivar estas aguas de lluvia y manantiales para evitar que crucen la vía. Empezarán en cuanto la vía esté seca, ” por lo que se anunciará el corte de este acceso, así que los vecinos tendrán que circular por los otros dos viales opcionales, por Carral o por Cerceda. Este tramo de Folgueira al Xalo es el más utilizado, por particulares y transporte público.

La intención del Gobierno local es realizar un “intercambio” con la Diputación para que calles actuales como las vías provinciales Paz o Autonomía en Fonteculler o Ramón Cabanillas en O Burgo, pasen a ser municipales al estar integradas ya en la trama urbana, y esta vía que comunica concellos sea provincial. Esta vía es la continuidad de la de Tabeaio a Folgueira, que ya este provincial. El Ejecutivo recordó que en el presupuesto existe una partida de más de 200.000 euros para bachear aunque en el estado actual de la vía aún no es posible. Rechaza críticas de que haya más de veinte años que no se “bachea” en esta vía, aunque admite que no se ha actuado en ella desde la pandemia.

Compartir el artículo

stats