La Confederación Intersindical Galega (CIG) anunció ayer que recurrirá las bases para la estabilización del personal temporal del Concello de Sada. El sindicato acusa a la actual alcaldesa, María Nogareda, de incumplir el acuerdo que se alcanzó en la mesa de negociación el 17 de noviembre y de apartarse del acuerdo alcanzado con la Fegamp para los procesos de consolidación.

La regidora municipal defendió que se había limitado a adaptar las bases a los criterios de Secretaría, pero la CIG replica que las bases pactadas con la Fegamp fueron informadas desfavorablemente por los habilitados nacionales “en la práctica totalidad de los municipios” y acusan de dejar al personal temporal de Sada “en inferioridad de condiciones en comparación con los trabajadores de la comarca más próximos”.

La CIG denuncia que las “bases impuestas por la alcaldesa” son “como mínimo tan cuestionables como las anteriores” y “con muchos más errores que las avaladas por las organizaciones sindicales”, por lo que presentarán un recurso de reposición. Sadamaioría también anunció recurso.