La Xunta autoriza una nueva planta de algas y erizo de mar en el puerto de Sada

La empresa Algafrés, vinculada a Porto-Muíños, solicitó permiso para una instalación desmontable

REDACCIÓN

La Consellería do Mar ha concedido permiso a Algafrés para la modificación sustancial de su establecimiento de acuicultura en el puerto de Sada.

Como ya avanzó este diario, la empresa, vinculada al grupo coruñés Porto-Muíños, solicitó autorización para la instalación de una nueva planta desmontable en el puerto de Sada para el cultivo a mayor escala de varias especies de macroalgas para uso alimentario y la cría de alevines de erizo de mar.

La empresa solicita los permisos tras desarrollar distintos ensayos en la explanada del dique de abrigo del puerto de Sada, para los que instaló una planta piloto.

El proyecto detallaba que el objetivo es trasladar la planta piloto, que dispone ya de concesión, e instalar una nueva en la zona.

La nueva instalación estará formada por una nave prefabricada desmontable y otra a la intemperie y ocupará, en total, una volumen de 7.597 metros cúbicos. La altura máxima será de 5,90 metros. La empresa promotora detalla que se ubicará en las proximidades de otras naves y que tendrá unos acabados que “no supongan un impacto visual” y que “armonicen en la medida de lo posible con el entorno”.

La actividad en la nueva planta será similar a la desarrollada hasta ahora por Algafrés, el cultivo de macroalgas marinas autóctonas de Galicia y de cría de juveniles de erizos de mar, también autóctonos. La empresa prevé disponer inicialmente de 21 tanques para el cultivo de estas especies, que podrían ampliarse a medio plazo hasta los cuarenta.