La Xunta aprueba el último sector y Sada logra luz verde definitiva a todo el PXOM

Solo faltaba el ámbito de Párroco Villanueva, en suspenso desde 2017

La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio otorgó en octubre de 2017 la aprobación definitiva al Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) de Sada, pero solo de forma parcial, al dejar excluido un sector, que quedó en suspenso, el del ámbito de Párroco Villanueva, denominado unidad de ejecución número 8.

En este sector existen unas 150 familias residiendo en tres edificios construidos en esta avenida, en los años noventa. En 2005 hubo un corrimiento de tierras y grietas en los inmuebles. Los residentes estuvieron sin licencia de primera ocupación.

En su momento se ofreció dos opciones: que este sector se ajustase a las nuevas normativas de la ley del suelo, o declarar como subsistente esta actuación tal y como se aprobó a mediados de los noventa. El pleno aprobó esta última posibilidad.

La Xunta aprobó así el PXOM de Sada dejando en suspenso esta área hasta realizar las correcciones necesarias. En julio del año pasado el pleno del Ayuntamiento aprobó de forma provisional unas correcciones tal y como le reclamaba la Xunta y en octubre de ese año y julio de este 2023 requirió más documentación sobre la aprobación definitiva del estudio de detalle y el proyecto de compensación de este sector.

El Concello de Sada respondió a estos requerimientos y publicó la aprobación definitiva del estudio de detalle de 1997 en septiembre de este año, es decir, 26 años después, con el fin de que, con este trámite, los residentes pudiesen obtener por fin la licencia de primera ocupación.

Cumplido este último requisito, a final del pasado noviembre ya se pudo inscribir en el Rexistro de Ordenación do Territorio e Planeamento Urbanístico de Galicia dicho estudio y al contar con todos los trámites realizados, toda la documentación aportada y demás, la Dirección Xeral de Ordenación do Territorio e Urbanismo hizo pública ayer la aprobación definitiva del PXOM de Sada en la parte que todavía estaba suspendida, y por lo tanto, el plan general de Sada ya está aprobado en toda su integridad.

Contra esta última decisión de la Xunta se puede presentar un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en el plazo de dos meses.