El pleno bloquea 800.000 euros para pagar gastos ya realizados en Culleredo

El Ejecutivo no logró el apoyo del BNG, que quería más control en las partidasELuz verde a levantar los reparos suspensivos de Intervención y abonar unos 100.000 euros en horas extra

Pleno de ayer en Culleredo. |   // L.O.

Pleno de ayer en Culleredo. | // L.O. / M. Villar

El pleno del Ayuntamiento de Culleredo rechazó ayer aprobar un suplemento de crédito de 832.129 euros, financiado con el remanente de tesorería derivado de la liquidación del año 2022, al votar en contra el BNG y el PP mientras que Alternativa dos Veciños se abstuvo y solo el grupo de Gobierno apoyó esta propuesta destinada a abonar facturas en su gran mayoría por servicios ya prestados, como fiestas, actividades deportivas, compra de material de oficina, mantenimiento de edificios o actividades culturales.

Las razones del rechazo de la oposición se debieron fundamentalmente a que quieren que el Gobierno termine con una práctica de gestión que hace que gaste dinero de partidas y cuando se vacían tire de otras que se destinan a diferentes áreas, y se realizan desembolsos sin tener crédito.

Este punto del orden del día, aumentar el presupuesto en 832.129 euros porque hay dinero disponible que quedó del año pasado, se ha debatido en diferido en tres sesiones seguidas. En la primera, en el pleno del pasado 31 de octubre salió adelante porque el BNG lo apoyó al aceptar el PSOE su enmienda, que en la práctica implica tener un mayor control de las partidas a gastar. Culleredo tiene ahora un nivel de control denominado 1.1, puede sacar fondos de Educación por ejemplo y destinarlos a fiestas.

El Bloque quería un nivel 5.5, el más alto. El alcalde aceptó ese día y se aprobó. Sin embargo en el pleno del pasado martes el grupo de Gobierno propuso rechazar esta enmienda tras un informe de Intervención que alertaba de que subir este nivel implicaba que cada pago tenía que pasar por el pleno y eso suponía más trabajo a los funcionarios y más lentitud a la hora de pagar.

No se llegó a un acuerdo ni siquiera a pesar de que el regidor, José Ramón Rioboo, realizó un receso de casi media hora: ofreció un nivel de control intermedio, 2.5 pero la oposición exigió informes en lugar de regatear niveles y se decidió hacer otro pleno, extraordinario, que es el que se celebró ayer. Pero tampoco logró que saliera adelante: ayer la propuesta fue de un nivel 2.2, como en la Diputación. El Bloque aceptó que se precisase que sería a partir de enero de 2024 para no paralizar este suplemento, pero el PSOE no lo aceptó.

El BNG, en un comunicado enviado ayer, destaca que considera “fundamental mantener” ese nivel de exigencia sobre el manejo de las partidas económicas paras “mejorar la transparencia en la ejecución” del presupuesto.

El Gobierno local justificó su decisión en que un informe de Intervención destacaba que aumentar este índice de vinculación de partidas “ralentizaría la tramitación ordinaria de la gestión” y podría causar “perjuicios a terceros”.

En el pleno de ayer el Ejecutivo local sí logró aprobar su propuesta para levantar los reparos suspensivos de la Intervención municipal al pago de unos 100.000 euros en gratificaciones por horas extra a policías locales, miembros de Emergencias, conserjes y personal municipal.

La abstención del PP fue clave para sacar adelante este punto que generó grandes críticas entre la oposición debido al informe de la interventora que alertaba de que se superaban las cuantías, no estaban justificadas debidamente y criticaba que este sistema excepcional era ya habitual y desvelaba la necesidad de “medidas estructurales”.

Todos los partidos destacaron que el problema de fondo es la “grave” falta de personal que arrastra Culleredo desde hace tiempo y que lleva a que los trabajadores hagan horas extra en festivos y fines de semana, con lo que se supera la partida prevista: en enero de este año ya se superó la dotación consignada de 22.000 euros.

Suscríbete para seguir leyendo