El Concello inicia la renovación de la calle Alexandre Bóveda con el corte de un carril

Los trabajos se incluyen en la regeneración de la plaza de Galicia y su entorno

Carril cortado por obras junto a la plaza de Galicia.   | // LA OPINIÓN

Carril cortado por obras junto a la plaza de Galicia. | // LA OPINIÓN / REDACCIÓN

REDACCIÓN

El Concello de Culleredo empezó ayer, lunes, una nueva fase de las obras de reforma integral de la plaza de Galicia, en O Burgo, que obligará a desviar el tráfico. La actuación municipal incluye, además de los trabajos de rehabilitación de la plaza, ordenados por sentencia judicial para atajar años de filtraciones a los garajes, la renovación de las calles que la rodean, entre las que se encuentra Alexandre Bóveda, en la que se centra la nueva fase recién iniciada.

Los operarios renuevan las aceras en la vía y en el tramo final de la avenida de Galicia, lo que obliga al corte del carril izquierdo. El tráfico se limita al derecho, de modo que los conductores deberán tomar la glorieta también para girar hacia Alexandre Bóveda.

Las nuevas aceras contarán con losetas en color gris, de acuerdo con la estética y materiales que emplea el Ayuntamiento en todas sus remodelaciones recientes. Se ejecutarán trabajos para impermeabilizarlas, apunta el Concello.

Los trabajos mejorarán la accesibilidad en la zona del cruceiro, donde existen desniveles, rampas y escaleras obsoletas. La capa de asfalto del tramo de avenida de Galicia se renovará, con la reparación de las zonas dañadas y la aplicación de cinco centímetros de nuevo acabado. Y se unificará el color de las farolas existentes en el ámbito.

La plaza ya cuenta con el nuevo parque infantil, las gradas y la urbanización general. La actuación municipal cuenta con un presupuesto de 1,424 millones de euros.