El PSOE exige un “cambio de rumbo” y valora “todas las opciones” tras la dimisión de Patiño

Critica que el exalcalde no asuma “ninguna responsabilidad personal” en el colapso del Concello de Cambre | El PP critica a los socialistas porque “miraron para otro lado”

Grupos políticos en un pleno en Cambre. |   // S. V.

Grupos políticos en un pleno en Cambre. | // S. V. / M. Villar

El Partido Socialista se ha manifestado de forma contundente sobre la dimisión de su socio de gobierno, el ya exalcalde de Unión por Cambre (UxC), Óscar García Patiño: “No asumió ninguna responsabilidad personal”, criticó, pues en la rueda de prensa en la que anunció su marcha achacó su salida a la supuesta animadversión personal de dos funcionarias contra él como única explicación de no sacar adelante diversas licitaciones públicas, trámites o hasta pagos de nóminas y tener colapsado el Concello en los últimos meses.

Los socialistas exigirán “un cambio de rumbo dentro del Gobierno municipal” y el partido además abrirá un “período de reflexión” para “valorar todas las opciones posibles”. UxC se mantuvo en la Alcaldía tras las elecciones de mayo de 2023, a pesar de perder un concejal respecto a 2019, gracias a la coalición con el PSOE, que obtuvo cuatro ediles, conformando un Ejecutivo de once. El Partido Popular tiene cuatro tras pasar Elena Lauda a ser no adscrita.

El PSOE espera reunirse en los próximos días con UxC para “conocer de primera mano las intenciones del nuevo alcalde o alcaldesa” para modificar la situación y “solucionar los problemas administrativos” existentes. “No se puede tener al concello en una lucha constante entre el cuerpo administrativo y el político”, destacaron los socialistas, que añadieron que el objetivo de un político y el trabajo de un alcalde es “buscar soluciones” para los vecinos y vecinas, y para eso es necesario que estén unidos Gobierno, Corporación local y funcionarios. “Cambre necesita un gobierno, no solo con capacidad de gestión, sino también con cintura política para llegar a los acuerdos necesarios”.

El Partido Popular, en la víspera de la rueda de prensa en la que Patiño anunció su dimisión, envió un escrito en el que reclamaba al alcalde su dimisión por su “irresponsabilidad” al decidir “no regularizar los servicios públicos del concello en estos nueve años”. Afirmaba que los miembros del Ejecutivo “no están capacitados para sacar adelante” el Ayuntamiento y añadía que “la parálisis y desprestigio absoluto” continuarían por lo que el regidor debía “marcharse”, algo que se convirtió en realidad al día siguiente.

La concejala del PP Diana Piñeiro, en declaraciones ayer, enfocó su crítica en los socialistas, al entender que “sabían lo que estaba pasando y decidieron mirar para otro lado movidos exclusivamente por intereses electorales”. Los populares subrayaron que sí existen culpables porque “no se lleva al colapso” a un concello “si en él se realiza una gestión seria, comprometida y responsable”.

El grupo municipal del BNG, que cuenta con tres ediles, ha sido el más comedido en sus manifestaciones y prefirió no hacer leña del árbol caído. Precisó que “nunca pidió la dimisión” de García Patiño porque entiende que tenía una “responsabilidad intransferible” ante los vecinos y vecinas, los que lo votaron y los que apoyaron a otras fuerzas que “incapaces de efectivizar una alternativa de gobierno posibilitaron su permanencia en la Alcaldía”. El Bloque manifestó su “reconocimiento” a quien ganó las elecciones y su “respeto personal e institucional” por quien renuncia a la Alcaldía.

El portavoz de Alternativa dos Veciños, Raúl Varela, calificó la intervención de Patiño para anunciar su dimisión como “monólogo cargado de falsedades y mentiras” dirigido a hacer “un juicio social” a dos funcionarias que no pueden dar su versión. Subrayó que deja “muchos cadáveres” tras su marcha y recordó que el exregidor es investigado por un juzgado por presunto delito de prevaricación administrativa por los pagos a la Policía Local. Apuesta por crear una “comisión política y técnica” para licitar servicios y arreglar la situación.

Suscríbete para seguir leyendo