Entrevista | Jessica Otero Secretaria da Asociación Salvemos O Val de Barcia e o Monte Xalo

“Intentan dar buena imagen de las eólicas y de nosotros dicen que somos sectas”

El Concello de Carral otorgó el Premio 8 de Marzo, por votación popular, a esta responsable de la entidad que rechaza aerogeneradores de 200 metros cerca de casas

Jessica Otero, tras recibir el premio 8 de Marzo de Carral

Jessica Otero, tras recibir el premio 8 de Marzo de Carral / L.O.

El Ayuntamiento de Carral abrió una votación pública para elegir quién recibiría este año el Premio 8 de Marzo en reconocimiento a la labor por la sociedad de una mujer del municipio. La elegida por vecinos y vecinas fue Jessica Otero, secretaria de la Asociación Salvemos O Val de Barcia e Monte Xalo, entidad vecinal fundada hace dos años tras conocerse el proyecto de Naturgy de un parque eólico en As Encrobas, con cuatro aerogeneradores; y otro denominado Meirama pero situado también en esta parroquia, con diez molinos.

Tanto usted como la presidenta, Mar García, son mujeres y otras entidades similares en Galicia también tienen al frente a responsables femeninas.

Lo hablábamos el otro día con unas compañeras. Las asociaciones alrededor de Carral están en su mayoría lideradas por mujeres. Supongo que por nuestra tenacidad y trabajo en equipo.

¿Este premio es un reconocimiento a una labor ingrata?

Como dije cuando recogí el premio, es en nombre de todo un colectivo, porque es el trabajo de todos los que integran la asociación, cada uno en su labor. Yo solo soy la cara más visible. Mar y yo estamos desde el principio en que se creó la asociación, aunque inicialmente la impulsó otra persona, aunque no llegó a constituirse entonces.

Mar y usted son las mujeres que todos los cambreses y cambresas se pueden encontrar en las ferias, semana tras semana.

Estamos en todas las ferias el último domingo de mes en un puesto informativo. También hacemos un mercadillo, sorteos, de todo, para poder financiarnos. No tenemos ayudas, solo donativos y cuotas de socios. Con el dinero que recaudamos financiamos los recursos para presentar contra este proyecto eólico.

Es un trabajo de David contra Goliat. Un mercadillo contra una multinacional.

Sí, es un trabajo de pico y pala, pero no hay de desanimarse.

Su asociación llegó a presentar 181 recursos de alzada contra el parque de As Encrobas. ¿En qué estado está el proyecto?

Tenemos hasta el 2 de abril para presentar la demanda, y lo vamos a hacer. Conseguimos por ahora la paralización cautelar de las obras, para que Naturgy no empiece hasta que haya una resolución firme, porque luego no se devuelve el terreno a su estado original.

Son cuatro aerogeneradores en un caso y diez en el otro, son casi contiguos ¿Cómo les afectan a los vecinos?

Uno de estos aerogeneradores se situará a 500 metros de la casa de una vecina en A Barcia. En mi caso estará a 900 metros. Ahora salió una nueva ley que obliga a que esté a un kilómetro, pero al estar el proyecto ya avanzado, no le afecta.

¿Qué altura tienen los molinos que irán en Carral-Cerceda?

Son de 200 metros. Para que te hagas una idea, los más conocidos, de Muras, son de 70 metros. Una señora quería abrir una casa de turismo rural y renunció porque sabe que no vendrá gente con los molinos delante. Galicia tiene un gran recurso, el turismo de la Naturaleza, y prefiere destrozar el paisaje para una empresa privada que luego va a exportar la energía. Un turismo de naturaleza además fijaría población en el rural, lo que los eólicos no hacen. Lo que pasa es que hay unos fondos europeos y España no cumple los objetivos y quieren apurar, el medio ambiente y el rural les da igual. Naturgy quiere hacer una planta de hidrógeno verde que consumirá miles de litros de agua. ¿Eso es sostenible?

En algunos medios de comunicación están todos los días cargando contra los tribunales por paralizar proyectos eólicos en Galicia mientras en otros lugares tienen luz verde.

Hay muchísimos intereses y muchísimo dinero en juego y están intentando amoldar las leyes a grandes promotoras, eléctricas. No se esperaban el movimiento social tan grande que hay en Galicia, y por fortuna el Tribunal Superior nos avala. He visto en prensa que España no va a llegar a tiempo al tren de las renovables por culpa de Galicia. El año pasado quisimos publicar una nota de prensa y os dijeron que había orden en la redacción de no publicar nada en contra de los eólicos. Quieren dar buena imagen de ellos y de las asociaciones como la nuestra, imagen de partidistas, de estar en contra del progreso y de las renovables. Es totalmente mentira, no estamos en contra de las energía renovables. No somos sectas como nos quieren hacer ver, solo vecinos que nos unimos y nos vamos informando unos a otros como podemos porque vivimos en un paraíso y se lo quieren cargar. La eólica ni siquiera es la energía más rentable. Hablan de que en Alemania se autorizan más, pero no es cierto, están muy en contra y ha surgido un movimiento que estudia el daño a la salud del movimiento de las aspas.

Suscríbete para seguir leyendo