Ourense y 2013, espejos para Cambre

PP, PSOE y BNG negocian una moción de censura a Jácome y en el concello cambrés llevan una semana sin avances. Hace 11 años, la cuestión de confianza de Rivas acabó sin cambios

La bancada de la oposición del salón de plenos de Cambre.

La bancada de la oposición del salón de plenos de Cambre. / IAGO LÓPEZ

“Todavía hay tiempo, es un tema muy serio que requiere reflexión y conversación”, aseguró ayer la portavoz del PP de Cambre, Diana Piñeiro, en las primeras declaraciones que dejan entrever alguna posibilidad de cambio en el Gobierno de Cambre, una semana después de que la alcaldesa, María Pan, presentara la cuestión de confianza vinculada a los presupuestos de 2024.

El PSOE, desde la dirección provincial, se limitó a asegurar que no había noticias desde que, un par de días antes, también a consultas de este diario, se ciñó a trasladar desde el grupo municipal que “la alcaldesa no obtuvo el apoyo del PSdeG-PSOE a la cuestión de confianza debido a su falta de diálogo en temas tan importantes para los vecinos de Cambre” y que “cualquier paso que se dé desde el PSOE de Cambre será pensando en el beneficio de los vecinos y del municipio”. Lo mismo había asegurado el PP: “Las decisiones del partido popular se toman y se tomarán siempre pensando en los intereses de los vecinos, en su dinero y en el futuro de Cambre”. Y el BNG, el tercero que completaría una improbable mayoría absoluta alternativa al gobierno en minoría de UxC —con Alternativa dos Veciños en las Juntas de Gobierno Local—, aseguró estos días que no había negociaciones en curso, después de avanzar que no pretendía apoyar una moción de censura por ver insalvable su distancia ideológica con el PP.

Mientras tanto, en Ourense, los mismos partidos que podrían formar un Ejecutivo que derrocara al de Pan, PP, PSOE y BNG, sí negocian. Explican su intento de relevar en la Alcaldía a Gonzalo Pérez Jácome con el fin de "acabar con el caos" en Ourense. Los nacionalistas ourensanos, eso sí, han puesto como condición que la Alcaldía recaiga en el PSOE. En Cambre, el BNG ha manifestado también en público recientemente su reconocimiento a la trayectoria reciente del PSOE local. En el pleno de la cuestión de confianza, de hecho, el portavoz nacionalista, Dani Carballada, recordó que su grupo había apoyado la investidura como alcalde del candidato socialista, Diego Alcantarilla. Fuentes municipales aseguran que el diálogo entre los grupos de la oposición es fluido, aunque no se han concretado negociaciones ni pasos en firme por ahora.

Hace once años, en Cambre, era otro el reparto de sillas cuando se trató de pactar un cambio de Gobierno moción de censura mediante. El popular Manuel Rivas ostentaba la Alcaldía en minoría, con siete ediles del PP más el edil del Partido Galeguista, Manuel Marante. Igual que Pan —que tiene también siete ediles— no había logrado sacar adelante los presupuestos, así que presentó una cuestión de confianza.

El concejal de PdeC, José Antonio Baamonde —exmiembro del PP cambrés— fue el primero en desmarcarse. Las conversaciones entre los otros grupos llegaron a costarle la cabeza al líder del PSOE, Augusto Rey, a quien su grupo acepto relevar al frente del partido y de las negociaciones, papel que asumieron el secretario general, José Manuel Lemos, y la concejala Margarita Iglesias, que sonaba como opción más firme para liderar un nuevo Ejecutivo local.

El BNG entendió que las urnas les habían mandado a la oposición, así que rechazó entrar en un Gobierno, pero anunció su apoyo. EU fue el siguiente en apartarse, por la falta de concreción de programa y propuestas y por bajas en las filas de PSOE y UXC, que fue el siguiente en caer, por lo que el PSOE se quedó solo. Y, un día antes del fin del plazo, la oposición desistió.

Suscríbete para seguir leyendo