Seoane ofrece a la Xunta fincas que no vendió en subasta para que haga pisos protegidos

El alcalde anuncia que rebajará el precio de los solares cuya venta quedó desierta, donde se podrían levantar más de 40 viviendas, que se unen a las 150 que ejecutará un promotor

Uno de los últimos edificios ejecutados en cooperativa, en la rúa María Soliña en Santa Cruz. |   // L.O.

Uno de los últimos edificios ejecutados en cooperativa, en la rúa María Soliña en Santa Cruz. | // L.O.

M. V.

El Ayuntamiento de Oleiros sacó a la venta tres solares para construir 54 viviendas protegidas, que ejecutará una gestora de cooperativas, que luego anunció que compraba más suelo para aumentar este número hasta 150 hogares de protección. Esta cifra puede subir a casi 200 si sale adelante la última propuesta del Concello. Ayer el alcalde, Ángel García Seoane, afirmó que la última subasta que sacó el Concello de suelo municipal para ejecutar vivienda libre, algo más de cuarenta pisos, quedó desierta, por lo que ahora ofrecerá estos solares a la Xunta para que construya este tipo de edificación de precios tasados. Las últimas viviendas del Ejecutivo autónomo en Oleiros fueron las de Mesón da Auga.

García Seoane aseguró que rebajará los precios de estos solares para que los adquiera el Gobierno gallego y promueva en ellos vivienda de protección. “Creo que la Xunta va a aceptarlo porque dijo que hasta 2028 no podía hacerlos porque tenía que comprar suelo y urbanizar, y estos solares que le ofrecemos ya están urbanizados y con todos los servicios”, listos para empezar las obras de construcción, según el regidor.

La puja que quedó desierta hace unos días era de cinco parcelas municipales valoradas en total, con IVA, en 1,9 millones de euros. Se trata de un solar de 745 metros cuadrados en la rúa Eduardo Galeano en Mera, dentro del sector de Cividás, para construir 15 viviendas y bajos comerciales. El precio de salida era de 734.385 euros. Se incluye también a puja un terreno de 370 metros cuadrados en la rúa Obelisco de la capital municipal, valorado en 208.469, y apto para construir seis viviendas.

Otro solar, valorado en 452.478 euros, está ubicado también en la urbanización Obelisco, para un edificio de trece viviendas en un suelo de 809 metros cuadrados. En la urbanización Corredoira das Viñas, en una parcela de 718 metros cuadrados, el Concello tenía un porcentaje en propiedad del 36% y le correspondían seis viviendas libres u ocho o nueve de protección, según el reparto a realizar. El valor es de 408.3341 euros.

El quinto solar que sacó a puja, de 590 metros (tiene el 10% de la propiedad, en proindiviso), está en Curros Enríquez, en Mera. Al porcentaje municipal le corresponden dos o tres viviendas, y la valoración es de 128.833 euros.

La promotora de cooperativas que se hizo con los otros tres solares para levantar los 54 pisos protegidos, según el alcalde, también compró un terreno municipal más en Mera y otro a una promotora en la urbanización de Xaz, para ejecutar un centenar más.

Suscríbete para seguir leyendo