Comienza a trabajar la empresa de limpieza contratada de urgencia en Culleredo

Tragsa completó este miércoles los trámites para subrogar al personal de Jardincelas y entró en activo el jueves | Adjudicado a Valoriza el contrato para limpiar las calles

Vista del colegio Sofía Casanova, incluido en los edificios que limpia la empresa.

Vista del colegio Sofía Casanova, incluido en los edificios que limpia la empresa. / CARLOS PARDELLAS

El Concello de Culleredo tiene en marcha el contrato urgente de limpieza de edificios ante la emergencia sanitaria declarada a causa del ERTE al 100% de la concesionaria del servicio —en precario desde 2020— Jardincelas. Asegura que Tragsa, empresa a la que se adjudicó el contrato de urgencia la semana pasada, comenzó a trabajar este jueves, después de completar los trámites para subrogar al personal el miércoles.

La contratación de la empresa se realizó después de que el alcalde, José Ramón Rioboo, declarara la emergencia sanitaria, el 31 de mayo. Esta resolución posibilitó la realización de un contrato urgente siguiendo el procedimiento breve que marca la legislación, apunta el Concello.

Los centros escolares y las dependencias municipales de uso ciudadano fueron las primeras en recuperar la normalidad del servicio. Este se prolongará hasta la adjudicación del contrato ordinario, que se encuentra en trámite de licitación. En estas tres semanas, el Concello encargó trabajos puntuales de limpieza “en los puntos más sensibles”, a la par que se tramitaba “con la máxima celeridad posible” el contrato de urgencia ahora ya vigente, asegura.

En los días en los que la empresa tramitó la subrogación del personal hasta poder comenzar a trabajar, vecinos protestaron por la insuficiente limpieza de edificios, en especial, en los colegios. Las ANPA del Vila de Rutis y del Ría do Burgo protestaron por considerar “insalubre” la falta de higiene.

En cuanto al servicio de limpieza viaria, el Ayuntamiento acaba de adjudicar el contrato de urgencia a la empresa Valoriza, tras la tramitación de varias ofertas por parte de los departamentos municipales. La empresa, al igual que en el caso de la limpieza de edificios, subrogará a los trabajadores de Jardincelas, empresa que también prestaba en servicio —en precario desde 2012—.

Mientras, el Concello ejecuta trabajos puntuales de carácter extraordinario, como la recogida de papeleras, afirma. Asimismo, este lunes, día 24, se realizará un servicio de limpieza especial tras la noche de San Juan, en las zonas con mayor concentración de celebraciones.

La declaración de emergencia sanitaria se basa en la necesidad de garantizar la salubridad e higiene en las dependencias y calles “ante la merma que supuso el cese del servicio”, explica el Ayuntamiento. El ERTE afectó, en el caso de la limpieza de edificios, a 21 trabajadores y en el caso de la limpieza viaria, a 14.

El Concello asegura que las facturas de limpieza viaria, limpieza de edificios y jardinería se tramitan con normalidad y se han requerido algunos cambios, como en las que se facturaba el importe completo estando en huelga. Afirma que Jardincelas no presentó las facturas de desbroces hasta marzo de este año y que la obra está pendiente de los últimos trámites.

Jardincelas denuncia el retraso en los pagos

La empresa Jardincelas denuncia la “falta de pago” de facturas por parte del Ayuntamiento de, en total, unos 530.000 euros. Sostiene que el Concello le debe “aproximadamente 180.000 euros en facturas correspondientes a contratos finalizados en 2023”, entre desbroces y la obra del parque infantil de A Corveira, y otros 350.000 euros por los servicios de limpieza de edificios, limpieza viaria y jardinería de los últimos meses.