Sol y Mar es una realidad después de tres años de obra y 2,5 millones más de lo previsto

El alcalde de Oleiros y el delegado del Gobierno descubrieron ayer monolitos y se abrió al tráfico la rotonda | Los trabajos se adjudicaron por 9,8 millones pero se invirtieron 12,3

Una furgoneta de la empresa de interiorismo oleirense Roberto P. Concept y un motorista advirtieron que iban a ser los primeros y comenzaron a tocar el claxon mientras entraban y rodeaban la glorieta de Sol y Mar en Perillo. Fueron los primeros en tres años en poder girar a la izquierda directamente en este cruce y dirigirse por la rúa Areal hacia la capital municipal y a Sada. El túnel ya se abrió totalmente al tráfico el pasado diciembre.

A las 18.34 horas de esta tarde se quitó el último cono que impedía el paso y se inauguró oficialmente la rotonda y túnel ejecutados por el Gobierno central, así como las obras de ajardinamiento y acondicionamiento de vías adyacentes, cumpliendo así una demanda histórica para mejorar la fluidez del tráfico en una vía que actualmente soporta unos 50.000 vehículos diarios. Pero también para finalizar con lo que hace años era un punto negro de accidentes de tráfico, que veían a diario dueño y clientes del restaurante Sol y Mar que dio nombre a este cruce, “entre ellos Mejuto, un vecino de Perillo”, recordó ayer el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane.

Monolito de inauguración de la rotonda en Sol y Mar

Monolito de inauguración de la rotonda en Sol y Mar / Germán Barreiros

La ejecución del túnel para el tráfico hacia Madrid dejando en superficie la circulación local alrededor de una rotonda que sustituyó a un cruce con semáforos, es una actuación que se adjudicó por 9,8 millones de euros (con IVA). En mayo de 2023 se modificó el proyecto para aumentarlo en 677.325 euros más y en junio de este año se hizo otro modificado de un millón de euros, hasta llegar a los 11. Ayer en el vídeo informativo del ministerio se destacaba que el presupuesto al total había ascendido a 11,8 millones de euros, aunque el delegado del Gobierno, Pedro Blanco, en su alocución afirmó que el Gobierno central había destinado en total “12,3 millones” a Sol y Mar. Uno de los problemas de la obra fue que el túnel está por debajo del nivel de la ría y hubo que instalar un bombeo automatizado además de sifones drenantes en los muros pantalla.

Apertura de la rotonda de Sol y Mar

Apertura de la rotonda de Sol y Mar / Germán Barreiros

Accesos cortados a garajes, caminar a diario entre obras, por pasarelas, con inundaciones en algunos bajos, ruidos, polvo, dificultades de acceso a los comercios, disminución de clientes... Tanto Seoane como Blanco reconocieron las molestias causadas estos tres años y elogiaron a vecinos y empresarios.

“Yo hasta que vea quitar los conos de la rotonda no lo creo. Muchos negocios lo hemos pasado muy mal. Nos hicimos punto de paquetería para que viniese la gente a la tienda”, señalaron desde el local de ropa Koloreske. “Ahora al pasar menos coches, por el túnel, tengo menos visibilidad, vienen menos clientes”, aseguraban en Cocinas Low-cost. “El único que vino siempre a hablar con nosotros, se preocupó y explicó fue el encargado de la obra, Fernando Díez”, subrayaron en la tienda.

La inauguración fue a dos bandas. La Delegación del Gobierno montó un espacio con proyección de un vídeo-resumen de las obras en el jardín de Beiramar, mientras el Gobierno local instaló al borde de la AC-12 una carpa para la actuación de la Big Band de la Banda Municipal. La Delegación del Gobierno descubrió un monolito metálico con el nombre “Enlace Sol y Mar”, la fecha de ayer y un dibujo de las torres de Santa Cruz a modo de emblema del concello. Oleiros descubrió, unos metros después, una placa en un bloque de piedra que destacaba que la obra fue ejecutada “por el Gobierno de Pedro Sánchez”.

Suscríbete para seguir leyendo