Sada instalará ocho cámaras de vigilancia y lectura de matrículas en el casco urbano

El Concello prevé invertir unos 18.000 euros en esta medida, que costeará con cargo al remanente del año pasado, cuya aprobación se debatirá en el pleno de esta semana

Avenida da Mariña en Sada, donde se instalará una cámara

Avenida da Mariña en Sada, donde se instalará una cámara / L.O.

El pasado mes de mayo varios comerciantes y hosteleros de Sada denunciaron una oleada de robos y falta de seguridad, con daños en locales y sustracción de dinero en efectivo. Una de las medidas que va a implantar el Ejecutivo local es la instalación de ocho cámaras de vigilancia en cuatro puntos del casco urbano, en los principales accesos, con lectura de matrículas de vehículos.

El Concello prevé invertir unos 18.000 euros en esta medida, que costeará con cargo al remanente de tesorería, fondos del pasado ejercicio, que se debatirá en el próximo pleno, que se celebrará esta semana. El Ayuntamiento contará con la colaboración de la Guardia Civil de Tráfico que elaborará un informe para determinar la mejor ubicación de estas cámaras que en principio podrían estar instaladas en ”septiembre u octubre” de este año, según destacó ayer el alcalde sadense, Benito Portela.

El regidor subrayó que este equipo de cámaras ayudará a la Policía Local en su trabajo, supondrá contar con más medios para su labor no solo de vigilancia de infracciones de tráfico sino también de otro tipo de delitos. Agregó que la instalación de estas ocho cámaras se podrá extender a más zonas.

Benito Portela además subrayó que esta medida además complementa a otras de seguridad vial aplicadas recientemente como la instalación de zona 30 en el casco urbano y la instalación de pasos peatonales elevados en algunas zonas (limitación que se extenderá a más vías en el futuro).

La concejala de Seguridad Cidadá, Pilar Taibo, prevé, además de esta mejora en la seguridad ciudadana y vial, realizar una “reforma integral de la Jefatura de Policía”, para mejorar sus instalaciones, el local donde tienen la sede, un proyecto que requerirá un presupuesto de unos 200.000 euros, que también se prevé costear con cargo al remanente del año pasado.

Desde este departamento municipal también prevé mejorar el Servicio Municipal de Emergencias, por lo que se comprará un furgón motobomba ligero para actuar en incendios, tanto urbanos como en las parroquias y sobre todo en situaciones de accesos difíciles, para lo que estima invertir unos 170.000 euros.

Suscríbete para seguir leyendo