Funcionarios, artistas, sanitarios o autónomos. Una amplia muestra de la ciudadanía coruñesa ha realizado el ejercicio de pensar cómo será su vida dentro de dos décadas y cómo cambiará la ciudad en la que ahora residen. El futuro aparece en tonos grises o negros para muchos, que prevén precariedad laboral, pérdida de comercio o gentrificación, pero otros creen que A Coruña seguirá siendo una ciudad acogedora y solidaria y que los peatones ganarán espacio en detrimento de los coches. Muchas de las personas entrevistadas ven con ilusión el año 2040 porque supondrá el inicio de trayectorias laborales o vitales, mientras que otras piden salud ante todo para poder seguir disfrutando de su jubilación.

La potenciación de la cultura y la calidad de la sanidad son cuestiones que preocupan a la ciudadanía y también muestran su deseo de que los efectos de la pandemia no se hagan notar durante los próximos años en más desigualdad.

20 rostros de la ciudad y su comarca que cuentan 20 historias que están por llegar en una ubicación que también está por definir. 

Rosalía Martínez

Rosalía Martínez

Rosalía Martínez | Profesora de FP: “A Coruña será un centro logístico” 

Si en los próximos años A Coruña se “abre” al área metropolitana e “impulsa” el Puerto Exterior se puede convertir “en un gran centro logístico al estilo de Amberes o Marsella”. Es la visión de Rosalía Martínez, profesora de Formación Profesional. Dentro de dos décadas, ve una ciudad más potente y ella misma se ve ejerciendo en la ciudad. Aunque estudió Económicas en la UDC y comenzó a trabajar en contabilidad y administración, descubrió que la docencia era la suyo y acaba de aprobar las oposiciones, por lo que ya es funcionaria en prácticas. Como profesora pretende guiar al alumnado y, sobre todo, “enseñarles a diferenciar entre informaciones contrastadas y meras opiniones o propaganda”. Pide que en las próximas décadas desaparezca la educación concertada porque, sostiene, “no tiene ningún sentido”, y que la FP no se concentre en las ciudades.

Mohamed Said Hamdad

Mohamed Said Hamdad

Mohamed Said Hamdad | Mediador ONG Ecos do Sur: “Es una ciudad solidaria” 

Llegó a la ciudad para exponer sus fotografías durante tres días y se ha quedado, por ahora, tres años. A Mohamed Said Hamdad no solo le gusta A Coruña sino que se ve en 20 años viviendo en ella. “Me dijeron: hace mucho frío, llueve mucho, es el Atlántico, no el Mediterráneo. Lo sé y me gusta”, expone. Para él, es una “zona solidaria y acogedora” y considera que lo será aún más. “La gente te ayuda a integrarte y creo que con el tiempo se va a acentuar. Será una sociedad más abierta, diversa y multicultural y eso es enriquecedor”, remarca.

En el futuro, añade, “habrá más movimientos internos y exteriores y más contactos entre diferentes culturas e idiomas” por lo que, dice, habrá que “trabajar en el ámbito comunitario y en la convivencia”. Él lo hace, como mediador cultural en la ONG Ecos do Sur y se ve haciendo lo mismo en 2040.

Cristina Barbeito

Cristina Barbeito

Cristina Barbeito | Librera Berbiriana: “Quero pensar que estaremos abertas” 

“Quero pensar que a libraría seguirá aberta e será un importante punto de referencia cultural”. Cristina Barbeito, copropietaria de la librería Berbiriana, apuesta por que en 20 años su local de la Ciudad Vieja siga atrayendo a lectores y escritores y manteniendo su “vitalidad”. El proyecto nació en 2015 como un nuevo “camiño profesional” y el balance es positivo: “Gústanos facer o noso traballo e son moi enriquecedores o intercambio coa xente que nos visita e o que deixa a programación cultural que organizamos”. En dos décadas confía en que A Coruña sea “aberta e acolledora, amable, divertida e culturalmente activa” y que la ciudadanía esté “concienciada e comprometida socialmente” y opte por el comercio local. Para ratificar esta “utopía”, y como librera que es, recomienda el libro de Layla Martínez ‘Utopía no es una isla. Catálogo de mundos mejores’.

Javier Pereira

Javier Pereira

Javier Pereira | Hostelero el siglo: “Me veo probando otras cosas” 

Con menos de 30 años comenzó Javier Pereira a trabajar en hostelería. Era camarero en El Siglo cuando el propietario se jubiló y él y otros compañeros se quedaron con el negocio. Simplemente aprovechamos la oportunidad”, relata. La aventura comenzó poco antes de la pandemia así que, lamenta, desde entonces “mi evolución como hostelero ha sido la de resistir”.

En 20 años se ve “probando otras cosas” y enumera gestionar una sala de conciertos o un cine como algunos de sus sueños. Considera que la hostelería en la ciudad en 20 años quedará “en unas pocas manos”, en negocios pequeños con “personalidad”. A Coruña también estará, según su opinión, a merced de las decisiones de los políticos, que cree que propiciarán una “compra del territorio” como la que ahora, apunta, “vivimos con los eólicos o las madereras”.

Olga Amado

Olga Amado

Olga Amado | Comerciante la canalla: “Para un autónomo es difícil jubilarse” 

Olga Amado no cree que el pequeño comercio pueda desaparecer por el imparable aumento de las ventas ‘online’ pero sí opina que solo sobrevivirán en 20 años las tiendas “del día a día” y las de “productos especializados”.

“La gente está empezando a valorar que te asesore alguien con conocimiento”. Es lo que hace ella en su establecimiento La Canalla, en la calle Orzán, desde hace más de seis años vendiendo seleccionados productos ‘gourmet’. Eso sí, no se ve a sí misma en 2040 en la misma posición: “Con el sistema de cotización de autónomos que tenemos, ponen difícil jubilarse, así que tarde o temprano volveré a ser asalariada”. En ese futuro, Amado pide que A Coruña esté “más limpia y cuidada” y que haya “más zonas verdes”. También reclama más peatonalización y autobús así como zonas para deporte, niños y mascotas.

Esteban C. Ces

Esteban C. Ces

Esteban C. Ces | Enfermero: “No hay que escatimar en sanidad” 

“La pandemia ha demostrado que hay cosas en las que no hay que escatimar y la sanidad es una de ellas”. El enfermero Esteban C. Ces cree que el sector está “colapsado”. Le encanta su profesión porque supone “dar apoyo y ayudar” a los demás . “Ese bienestar es lo que buscaba y en la enfermería lo he encontrado”, apunta, aunque también señala que en 20 años será profesor porque le gustaría “inculcar los valores y la técnica para formar a grandes profesionales”. A Coruña en dos década, afirma, estará “deshumanizada”, sobre todo, por el alto valor de la vivienda en alquiler y las grandes empresas que provocarán el cierre de pequeños comercios.

José Luis Santos

José Luis Santos

José Luis Santos | Prejubilado: “En 20 años habrá bastantes cambios” 

“En 20 años estaré mayor”, dice José Luis Santos con una sonrisa. Este prejubilado coruñés, al que le gusta cocinar y caminar decenas de kilómetros por la ciudad, ejerció como instalador electricista y llevando el mantenimiento de un hotel en Canarias y volvió a su ciudad de origen hace un año, cuando dejó de trabajar. Considera que en dos décadas la ciudad sufrirá “bastantes cambios”, similares, comenta, a los que vivió en el pasado. “Habrá novedades en el aspecto urbanístico, en las carreteras… A mejor”, ratifica. Él, por su parte, se ve en 20 años disfrutando de sus nietos y con salud.

Artur M Puga

Artur M Puga

Artur M Puga | Músico: “Espero que no pierda diversidad”

Hace poco más de tres años que Artur M Puga se dedica “a tiempo completo” a ser músico. Compone música electrónica experimental y hasta la pandemia se sintió afortunado por trabajar “con regularidad”, dice, “ a pesar de ser un sector complicado”. Cree que en 20 años el sector se moverá en “entornos digitales” y que habrá una “homogeneización de escenas”. Con respecto a la ciudad, las multinacionales pueden empujar a la ciudad, teme el joven, a perder “la diversidad de barrios”.

“Espero que no acabe privando a la ciudad de su idiosincrasia, que es de las cosas que más me gustan de A Coruña”, confiesa.

Patricia Tenreiro

Patricia Tenreiro

Patricia Tenreiro | Opositora: “Quiero trabajar para vivir” 

Patricia Tenreiro se prepara para opositar a gestión de administración civil del Estado tras graduarse en Derecho en la UDC. Con 21 años atisba su futuro como funcionaria y disfrutando de “pequeños placeres de la vida” como ver a sus amigos, con un piso lleno de plantas, viendo cine o viajando. Pero, sobre todo, pone énfasis en que pretende “trabajar para vivir y no al revés”. Cree que en la ciudad se sufrirán peores condiciones laborales y pide que la ciudad camine hacia la “humanización” y a no depender del automóvil privado. “Tras la pandemia, necesitamos aire fresco, zonas verde, más sitios para las personas…”, razona.

Raquel Casal

Raquel Casal

Raquel Casal | Desempleada: “Ojalá se cree empleo de calidad” 

“Tengo esperanza de conseguir empleo porque es lo último que se pierde, pero la cosa está muy cruda”. Raquel Casal tiene 41 años y está en el paro desde 2018. “Busco en comercio porque es donde adquirí más experiencia, pero estoy abierta a todas las posibilidades”, explica. Actualmente vive en Oza-Cesuras y su “idea” de futuro es seguir allí viviendo con su hija Erea y su pareja, pero es consciente de que el trabajo puede cambiar sus planes. “En el tema laboral nunca se sabe dónde vas a acabar”, lamenta, por eso pide, para los próximos 20 años, más trabajo. “Ojalá se cree empleo de calidad en todos los sectores y en todos los lugares”, desea.

Pablo Casal

Pablo Casal

Pablo Casal | Estudiante secundaria: “La ciudad será mucho más moderna” 

Pablo Casal arranca 3º de la ESO en el IES Isaac Díaz Pardo de Sada. Como si se tratara de una película de ciencia ficción, el joven ve el futuro de A Coruña como una ciudad “mucho más moderna”. Enumera “avances tecnológicos, edificios futuristas, coches inteligentes sin conductor o robots en cafeterías” como algunas de las novedades para 2040. En cambio, su vida la prevé más tradicional, trabajando en una empresa informática, formando una familia “estable” y viviendo en su lugar de origen, en la comarca coruñesa. “Habrá mejoras en la calidad de vida, en transporte o servicio”, confía.

Verónica Moar

Verónica Moar

Verónica Moar | Ceramista: “La cultura es un punto débil” 

Hace una década que Verónica Moar se dedica de manera profesional a la cerámica. Reconoce que no ha sido “fácil”, como, dice, cualquier perfil artístico. “Requiere de mucho esfuerzo personal, se contamina la parte laboral con la personal y lo ocupa todo”, rememora. Aunque se enorgullece de haber tenido una “trayectoria ascendente”, pretende alcanzar más logros. En 20 años ve un futuro “relacionado con la cerámica” aunque lamenta que la cultura, en todas sus vertientes, sea un “punto débil de la ciudad”. “No hay una oferta a la altura de los intereses de una parte de la población”, afirma. Es, dice, “convencional”.

Borja Yribarren

Borja Yribarren

Borja Yribarren | Jugador de pádel: “Enseñar a niños es gratificante” 

Con más de tres lustros dedicándose al pádel, a Borja Yribarren no se le pasa por la cabeza trabajar en otro sector en el futuro. Pese a ello, confiesa que no tenía en mente llegar a ser jugador profesional. “No fue una cosa que fuese buscando o tuviese en mente; fue surgiendo poco a poco”, asegura. Aún son más los años que lleva dando clases y cree que es la parte más positiva: “Enseñar a los niños un deporte es muy gratificante. Procuro enseñarles los valores que me han inculcado: esfuerzo, compañerismo, sacrificio…”. Como jugador ha viajado por todo el mundo y toda España y es claro: “A Coruña es la ciudad más bonita”. 

Carlos Tomé

Carlos Tomé

Carlos Tomé | Abogado: “Nuestra comarca tiene potencial” 

“En un mundo tan cambiante como el que vivimos es difícil predecir cómo será la ciudad en 20 años”. Carlos Tomé lleva casi tres décadas ejerciendo como abogado en la ciudad. Cree que la comarca tiene “mucho potencial” pero apuesta por una “recuperación de la industria” y de sectores “diferenciales” para poder crecer. Su sector, dice, “siempre será necesario” para defender los derechos de la ciudadanía y lamenta que desde hace años “los retrasos y la falta de medios” sigan siendo una “asignatura pendiente” de la justicia. A nivel personal, prevé que le queda un “camino ilusionante por recorrer” tras muchos años de “crecimiento”.

Javier Mariñas

Javier Mariñas

Javier Mariñas | Mariscador: “Hay que eliminar el furtivismo” 

Javier Mariñas personifica la tercera generación en su familia que se dedica al mar. “No inventé nada…”, bromea. Con 18 años comenzó a trabajar como percebeiro y así se ve dentro de 20 años porque, dice, “mi oficio es mi pasión”. Para que pueda cumplir su deseo es necesario, relata, que haya una “reducción drástica de la sobreexplotación del recurso” y, para ello, concluye, “hay que eliminar el furtivismo”. “Si las autoridades no toman medidas contra esta lacra, no habrá futuro para el sector”, advierte. En dos décadas, desea que la ciudad no esté “de espaldas al mar” y que pueda aprovechar el “potencial” que tiene el océano.

Bibiana García

Bibiana García

Bibiana García | Funcionaria: “Creo que no habrá coches de gasolina” 

Al contrario de la creencia habitual sobre el funcionariado, Bibiana García Visos tiene un “trabajo creativo” en el Concello de A Coruña. Es, apunta, lo que más valora de su trabajo, que desempeña desde 2005 y que le ha llevado, dice, a “crecer, sumar conocimientos y afrontar retos”. Espera poder “mejorar” en los siguientes años y se imagina viviendo en A Coruña. “El transporte público será mejor”, expone, destacando que prevé que se imponga el coche eléctrico. “No habrá coches de gasolina o muchos menos”, concluye.

Luisa Mosqueira

Luisa Mosqueira

Luisa Mosqueira | Placera en San Agustín: “No veo futuro en los mercados” 

Hace cuatro años que Luisa Mosqueira es placera en el mercado de San Agustín. Llegó a su puesto cuando una vendedora le avisó del traspaso siendo ella clienta. Vive en la Ciudad Vieja y no dudó. “No estaba trabajando y necesitaba cotizar a la Seguridad Social”, explica. Pese a su buen humor, no ve claro los siguientes 20 años en la plaza: “Viendo cómo va el ritmo de vida, al tema de la compra personalizada no le veo futuro”. Tampoco augura muchos cambios en la ciudad porque, apunta, los polígonos “acotan” su crecimiento.

Giovanna Lopalco

Giovanna Lopalco

Giovanna Lopalco | Ilustradora Italiana: “Espero que sea más verde” 

La llegada de Giovanna Lopalco a la ciudad desde su Francavilla Fontana natal, en el sur de Italia, no fue satisfactoria. “Me quería literalmente escapar”, confiesa. Por amor se mudó y finalmente también acabó “enamorada” de la urbe. 

Con 39 años, esta ilustradora se ve en 20 años “dibujando y creando” y espera que sea “con más estabilidad y seguridad”. Hace una lista sobre sus deseos para la ciudad del futuro: “Espero que sea una ciudad más verde, más ecológica, más activa culturalmente y no gentrificada”.

Ricardo Tormo

Ricardo Tormo

Ricardo Tormo | Empresario saga: “La ciudad será más para las personas” 

Ricardo Tormo fundó la empresa de logística Saga en 1987 y confía en que siga abierta en 20 años: “Es una esperanza abierta”. Con 40 empleados a día de hoy, cree que en las próximas décadas la compañía tendrá que seguir “adecuándose al cambio” como lo hace tras la pandemia. “Ha cambiado el modelo de trabajo, el sistema comercial… Tenemos que adaptarnos”, propone. Sobre la ciudad, destaca que ya es notable que los viales “van encogiendo” y cree que seguirá así. “La ciudad será más para las personas y menos para los coches”, sostiene.

Martín Caamaño

Martín Caamaño

Martín Caamaño | Liberado sindical CIG: “A mobilización é máis necesaria” 

Martín Caamaño define como “un paso adiante” el que dio en 2009 para ser delegado de la CIG. Ahora es liberado de la entidad para la comarca. Con respecto al futuro, teme la “desertización industrial” y que la ciudad y su entorno se vuelque “completamente” en los servicios. “É un sector onde se concentra unha enorme precaridade laboral”, advierte. Espera que los trabajadores se organicen en el futuro para evitar que las consecuencias de la pandemia se alarguen en el tiempo. “A mobilización é máis necesaria que nunca”, remata.