En la cafetería del concesionario Galcar, de Honda, en la calle Newton —antiguo Breogán—, la alegría por haber ganado una pedrea de 120 euros supo ayer a poco. Y es que, si el primer premio de la Lotería de Navidad fue el 86.148, ellos tenían a la venta el 86.158.

Patricia Regueiro, que es la hija de la dueña del negocio, contaba ayer que todos los años compran un número para vender entre sus clientes y amigos. “Nunca queremos ver el número ni siquiera, cogemos uno al azar. Lo compramos en Fene y, en total, calculamos que hemos repartido como unos 5.000 euros en toda la calle”, relata Regueiro, que asegura que es ya “una tradición”, lo de compartir un número de la Lotería de Navidad con los clientes de todos los días.

Esta vez rozaron el primer premio, aunque una cifra separó los 400.000 euros por décimo que podrían haber ganado de los 120 euros que, en realidad, van a ingresar. Regueiro explicaba ayer que su familia lleva la cafetería desde hace unos veinte años y, aunque no recuerda cuántos, “muchos” de ellos han tenido un número para compartir entre sus clientes y amigos, incluso, haciendo participaciones de cinco euros para que sean asequibles.

La administración número 1 de Sada, que repartió en 2011 seis millones de euros con el segundo premio del sorteo de El Niño, también se acercó ayer al primero premio de la Lotería de Navidad, pero no consiguió acertar con la combinación exacta. Tanto la administración como el bar El Pescador tenían a la venta el 86.048, del que vendieron quince series, es decir, 150 décimos. En su caso, también se tuvieron que conformar con una pedrea de 120 euros por décimo.

De un número muy parecido al segundo premio, que fue el 72.119, en la administración se vendieron 74 series. En el despacho tuvieron el 71.219, una combinación que se lleva cien euros por décimo.

En uno de los quintos premios también rondó la suerte a la administración, ya que vendió una serie del número 34.945, aunque el azar quiso que fuese el 34.345 el número que salió a la par que la bola del quinto premio. En este caso, no hay pedrea asociada.