31 de marzo de 2010
31.03.2010

Dos desaparecidos y 22 rescatados tras naufragar un buque a 160 millas de A Coruña

El mal estado del mar y la distancia a la costa dificultaron el salvamento de la tripulación

31.03.2010 | 10:18
Salvamento Marítimo

La coordinación de los medios de salvamento marítimo españoles y portugueses permitió ayer rescatar a 22 de los 24 tripulantes del mercante con bandera de Barbados Kea, que naufragó a 160 millas al oeste de A Coruña. Los otros dos marinos permanecen desaparecidos después de que, junto a otros tres compañeros, se tiraran al mar ante las dificultades para rescatar a la tripulación por las malas condiciones meteorológicas.

La alerta del carguero, que transportaba fertilizantes (nitrato de amonio), fue recibida el lunes a las 20.30 horas por el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Gijón y advertía del peligro de hundimiento del buque tras sufrir un corrimiento de la carga al parársele la máquina y quedar de través. La escora del barco facilitó la entrada de agua a bordo y, ante el riesgo por las condiciones del mar -con olas de entre siete y ocho metros- y viento en la zona, la tripulación solicitó su evacuación.

Salvamento Marítimo activó el dispositivo de rescate con la movilización a la zona del buque polivalente Don Inda y el desvío de su ruta de los mercantes Al Mayeda y Shaphire, que se encontraban en las proximidades y fueron los primeros en llegar al lugar del siniestro. El mercante barbadense tenía una escora muy pronunciada, de unos 50 grados, y las condiciones del mar ponían en peligro al buque y a la tripulación, formada por marinos lituanos y rusos, mientras que el capitán es de origen croata.

A primera hora de ayer el Kea seguía en las mismas condiciones y el estado del mar impedía que los tripulantes fuesen trasladados a los otros dos mercantes mientras que el Don Inda tardaría aún varias horas en alcanzar su posición. Ante esta situación, los responsables del dispositivo de rescate destinaron a la zona el helicóptero del Servicio de Búsqueda y Salvamento del Ejército del Aire Rescue 34, con base en el aeródromo de Lavacolla. Al mismo tiempo, el MRCC de Portugal, a petición de Sasemar, envió un helicóptero tipo Merlín para intervenir en el rescate por tener una mayor autonomía que los destinados al salvamento en las costas gallegas. El dispositivo, sin embargo, supuso también la activación de la fragata de la Armada española Álvaro de Bazán, el helicóptero de Salvamento Helimer 210 con base en Alvedro, el avión Rosalía de Castro de Santiago y los helicópteros del Servizo de Gardacostas de Galicia de la Consellería do Mar Pesca 1 y Pesca 2.

El mercante Al Mayeda informó sobre las 10.00 horas de que la escora del buque había aumentado, por lo que el peligro era cada vez mayor. La imposibilidad de trasladar a los marinos del buque a alguno de los mercantes y el temor ante la complicada situación provocó que cinco de los tripulantes se arrojaran al mar. Sobre las 10.20 horas el helicóptero Rescue 34 del SAR español rescató a uno de los tripulantes y lo trasladó al aeropuerto de Lavacolla, donde lo esperaba una ambulancia medicalizada, que lo llevó al Centro Hospitalario Universitario de Santiago. Mientras, otros dos marinos fueron izados al barco por la tripulación del mercante Shaphire y los otros dos permanecen desaparecidos.

El empeoramiento de la situación del Kea y la mejoría de las condiciones meteorológicas y marítimas permitió al buque polivalente Don Inda -a su llegada a la zona, en torno a las 13.00 horas- arriar su embarcación auxiliar y rescatar a 14 tripulantes, que fueron trasladados al barco de Salvamento Marítimo. Mientras, el helicóptero del SAR portugués logró izar a los cinco marinos restantes y los llevó al aeródromo militar de Santiago, donde los recogió una ambulancia para trasladarlos al hospital compostelano. Tras un reconocimiento médico, sólo uno de ellos permanecía en observación a última hora de ayer.

El mercante de Barbados terminó por hundirse a las 13.30 horas pero el buque Don Inda y los helicópteros desplegados permanecieron durante la tarde rastreando la zona para tratar de localizar a los dos desaparecidos. A última hora de ayer el Don Inda puso rumbo al puerto de A Coruña con 14 tripulantes del mercante a bordo mientras que permanecía en la zona la fragata de la Armada Álvaro de Bazán realizando la búsqueda. Está previsto que hoy vuelvan a participar en las labores de rastreo los medios aéreos que intervinieron en el rescate.

El mercante Kea fue construido en 1981 en Buenos Aires como buque frigorífico pero en 1998 lo adquirió una empresa de Islas Caimán. El buque tiene 147 metros de eslora, 21 de manga y una capacidad de 11.330 metros cúbicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook