02 de enero de 2012
02.01.2012

Un fondo pesquero muy cuestionado

Administraciones y sector rechazan el nuevo presupuesto europeo de pesca planteado por Bruselas para el periodo 2014-2020. Critican que excluya las ayudas a desguaces y paradas temporales

02.01.2012 | 15:55
Flota pesquera amarrada en el puerto coruñés de Oza. / eduardo vicente

La comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, pretende que los nuevos presupuestos comunitarios para el sector pesquero sean "ecológicos", planteamiento que rechazan las administraciones y la flota española. Bruselas propone eliminar las ayudas al desguace y reducir la actividad pesquera, lo que afectará al empleo. Para compensar esta situación, concederá subvenciones para buscar fuentes alternativas de ingresos en las zonas costeras. Mientras, España defiende los desguaces y las paradas temporales subvencionadas

La propuesta del nuevo Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) para los años 2014-2020 no convence a las administraciones española y gallega ni a los armadores. Pese a que el presupuesto destinado al sector aumenta hasta los 6.500 millones -al integrar también la política marítima-, frente a los poco más de 4.300 incluidos en el actual Fondo Europeo de la Pesca (FEP) para el periodo 2007-2013, el sector está en contra de la propuesta presentada por Bruselas a principios de diciembre porque descarta subvencionar los desguaces y tampoco establece ayudas para las paradas temporales de la actividad.

Tras conocer el plan del Ejecutivo comunitario, la conselleira do Mar, Rosa Quintana, lamentó que incluye "mucho fondo para cosas que tienen poco que ver con la actividad pesquera directa". "Cuando se intenta financiar todo lo que es la política marítima integrada se está dejando de lado la vertiente más real de la industria pesquera, ya que lo que de verdad pretenden aquellas comunidades autónomas que tienen intereses en el sector pesquero es generar puestos de trabajo potenciando los sectores primarios", señaló la responsable de la política pesquera gallega.

La secretaria general del Mar en ese momento, Alicia Villauriz, por su parte, mostró su preocupación porque el fondo "no tenga en cuenta las paradas temporales y definitivas de la actividad en las partidas a financiar" y reclamó un tratamiento adecuado a la flota artesanal.

Mientras, los armadores gallegos aseguran que en los últimos años se ha reducido considerablemente el número de buques y que las ayudas al desguace son necesarias para incentivar el abandono de la actividad.

El Ejecutivo comunitario pretende que la inversión futura en el sector permita alcanzar los "ambiciosos" objetivos de la reforma de la Política Pesquera Común (PPC) y ayude a los pescadores "en el proceso de transición hacia la pesca sostenible y a las comunidades costeras en la diversificación de sus economías". El plan busca además financiar proyectos que creen empleo y reducir la burocracia de acceso a los subsidios. "Este nuevo fondo aumentará el crecimiento económico y creará puestos de trabajo en el sector. Ya no se invertirá dinero en construir buques grandes. Las pesquerías artesanales y la acuicultura se beneficiarán de esta ecologización presupuestaria de la PPC", explicó la comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, durante la presentación del fondo.

Entre las prioridades del FEMP, Bruselas destaca las siguientes:

. Pesca sostenible. La Comisión Europea pretende incentivar a los pescadores a que busquen modos de captura menos perjudiciales para los ecosistemas marinos, que atajen la sobrepesca y favorezcan la recuperación de los recursos. "Como tenemos que aliviar la presión sobre las poblaciones y dejarles tiempo para recuperarse, las comunidades que viven de la pesca habrán de encontrar fuentes alternativas de ingresos. El FEMP les ayudará a hallar formas innovadoras de añadir valor a sus capturas y diversificar su economía", explica Bruselas.

. Pesquerías inteligentes. El Ejecutivo comunitario entiende que la flota de la UE sigue teniendo exceso de capacidad "pese a los 1.700 millones de euros gastados en desguaces desde 1990" al compensarse la desaparición de buques con las innovaciones tecnológicas en el resto de la flota. La CE no destinará más ayudas al desguace y usará esos fondos para diversificar la actividad hacia sectores como las transformación, la restauración o el turismo. Además, intensificará los apoyos a las flotas costeras artesanales.

. Acuicultura inteligente. Damanaki considera vital la piscicultura para frenar la dependencia de las importaciones y asegura que crea puestos de trabajo de calidad en zonas rurales al tiempo que pone "alimentos sanos en las mesas europeas". El FEMP tratará de consolidar el sector, recompensar la innovación y fomentar la expansión de nuevos ámbitos acuícolas.

. Colaboración científica. El nuevo fondo pretende que haya una relación fluida entre los pescadores y los científicos para conocer mejor el estado de los recursos marinos y encontrar el modo de explotar de forma sostenible los caladeros.

. Pesca y política marítima. El nuevo presupuesto pesquero incluirá también la política marítima integrada "para evitar duplicidades y reducir costes". El FEMP apoyará proyectos como la ordenación del espacio marítimo, la vigilancia marítima integrada y los conocimientos marinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook