12 de marzo de 2013
12.03.2013
La Opinión de A Coruña

El Gobierno devuelve la licencia al buque coruñés 'Siempre Elife' de Gran Sol

El armador deberá pagar una multa si se confirma la infracción en los datos de descargas

12.03.2013 | 00:00
El pesquero coruñés 'Siempre Elife', amarrado a puerto. / la opinión

La embarcación estuvo 15 días sin poder faenar

La Secretaría General de Pesca procedió ayer al levantamiento de la suspensión de la licencia al pesquero coruñés Siempre Elife, que faena en el caladero de Gran Sol, tras retirársela hace quince días por el supuesto desembarque de capturas distintas a las anotadas en el diario de a bordo. El expediente, sin embargo, todavía sigue abierto hasta que el Gobierno corrobore la infracción y, de ser cierta, proceda a imponerle una sanción económica. Así lo aseguran fuentes de la asociación de armadores Arpesco, que critican este hecho "nunca antes visto", al considerar que la retirada de licencia por este motivo es "una medida desproporcionada".

Los inspectores de la Secretaría General de Pesca informaron ayer por la mañana al armador del buque de que podía volver a faenar, en un documento "del pasado viernes", según confirmaron fuentes de los armadores. "El barco estuvo 15 días amarrado, sin poder producir y ahora le toca esperar para saber si tendrá que pagar una multa", explicaron.

El Gobierno central suspendió temporalmente la licencia al Siempre Elife, con base en A Coruña, el pasado 28 de febrero por una supuesta infracción en los datos de desembarque de las capturas registrada a principios del mismo mes. La comunicación del castigo al armador, sin embargo, se efectuó dos mareas después, cuando el buque se encontraba descargando sus capturas en el puerto coruñés. La asociación de armadores critica el modo de actuar de los inspectores "por no comunicar la sanción en el momento en que se cometió la supuesta infracción" y denuncia un excesivo celo y "exageración" a la hora de sancionar al armador.

"Ésta es una medida muy fuerte, que es la primera vez que pasa, por lo que el levantamiento debió ser decidido por el Ministerio y no directamente por los inspectores", suponen fuentes de Arpesco. "Como empiecen a actuar así, se cargan la flota", añaden.

El carné por puntos para la pesca establece una sanción de tres puntos a sumar al armador del buque por incumplimiento a la hora de registrar y comunicar las capturas, como es el caso de lo ocurrido con el Siempre Elife. Pero cuando esto ocurrió la nueva normativa para sancionar a los trabajadores del mar todavía no había entrado en vigor, por lo que el armador no pudo ser sancionado por este sistema. Aún así, fuentes de la asociación Arpesco aseguran que se llegó a hablar de la posibilidad de "recurrir al sistema de los puntos", pero descartan que finalmente sea llevado a cabo ya que "las normas no pueden tener carácter retroactivo, como en este caso".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook