07 de abril de 2013
07.04.2013

Galicia lidera el descenso del consumo de pescado desde el inicio de la crisis

Las familias gallegas redujeron un 17% el gasto en productos del mar entre 2007 y 2011 - Los hogares pasaron de destinar una media de más de 913 euros al año a poco más de 755

07.04.2013 | 02:43
Un puesto de pescado y marisco en el mercado coruñés de San Agustín. / 13fotos

País Vasco supera a la comunidad gallega como mayor demandante de productos pesqueros

La crisis económica ha afectado considerablemente al consumo de pescado en España, con un descenso del 11% entre 2007 y 2011, porque los consumidores optan por productos más baratos o reducen las cantidades adquiridas para cuadrar las cuentas de la economía familiar. Por comunidades, la caída es más acentuada en las del sur que en las del norte -estas últimas tienen una mayor tradición de consumo de productos del mar-, a excepción de Galicia, que lidera la contracción del gasto en el conjunto del Estado. Los hogares gallegos destinaban en 2007 una media de 913,46 euros al año a la compra de pescado, frente a los 755,4 de 2011, lo que supone un descenso del 17,3%, según el informe Situación Galicia. Primer trimestre 2013 publicado recientemente por el Servicio de Estudios del Grupo BBVA, que incluye un apartado específico para la pesca.

Esta caída implica además que Galicia pierda el primer puesto entre las autonomías con mayor consumo de productos del mar en favor del País Vasco, la única comunidad que logró elevar el gasto en pescado desde el inicio de la crisis. Las familias vascas pasaron de destinar una media de 746 euros al año en 2007 a más de 763 en 2011, lo que representa un alza del 2,3%.

Tras la comunidad gallega el mayor descenso en el gasto en productos pesqueros corresponde a Madrid, del 15,5%. Las familias madrileñas pasaron de desembolsar 652 euros en 2007 en pescados y mariscos a solo 551 euros en 2011.

Las autonomías con mayor inversión en productos del mar tras País Vasco y Galicia son Asturias (655,8 euros de media por hogar al año), Navarra (633,3), La Rioja (628,8), Castilla y León (628,2) y Cantabria (608,9 euros al año). Mientras, las que menos dinero gastan en este tipo de alimentos son Canarias (en 2011 las familias canarias destinaban de media 372 euros a productos pesqueros), Extremadura (392,9), Baleares (474,5) y Comunidad Valenciana (489,7).

Los economistas de BBVA Research consideran que el descenso en el consumo de pescado en España se debe más a un ajuste en la composición de la cesta de la compra de los consumidores que a un encarecimiento del pescado que haya tenido un efecto disuasorio sobre las familias. Según el informe, los productos del mar se encarecieron un 6,6% entre 2006 y 2011 mientras que el acumulado por el conjunto de bienes de consumo de la cesta de los españoles lo hizo en un 12,1%.

Los últimos datos del Gobierno corroboran el descenso del consumo de los productos pesqueros, aunque con un pequeño repunte en el marisco. El pasado mes de febrero, la presencia de productos del mar en los hogares españoles se redujo un 3,1% respecto a 2012, mientras que la de mariscos ascendió un 2,6%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook