04 de mayo de 2013
04.05.2013

La flota gallega llega al Cantábrico para incorporarse a la costera de la anchoa

La "gran mayoría" de los buques está en el golfo de Vizcaya tras aparecer el recurso - El sector advierte de la caída del precio del pescado, que se vende por "poco más" de un euro por kilo

05.05.2013 | 02:23
Flota de cerco dedicada a la captura de la anchoa amarrada en el puerto de A Coruña. / víctor echave

64 cerqueros de la comunidad tienen autorización para capturar la especie en el caladero

Después de más de un mes y medio de espera, la anchoa ha llegado a la costa del Cantábrico y la flota gallega ya trabaja "con normalidad" en la campaña. Alrededor de 60 embarcaciones de la comunidad consiguen cubrir los cupos diarios con facilidad estos días, aunque esto implique una "notable caída" de los precios del pescado en lonja respecto a las semanas anteriores. Y es que la anchoa fue vendida los últimos días a un precio de salida de entre cinco y seis euros, pero bajó "rápidamente al euro y pico". "Está habiendo anchoa, pero a bajo precio. También es cierto que el producto no es muy grande", señala Eduardo Carreño, patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Portosín, que participa en la costera.

"Ahora es cuando todo comienza a arrancar". Así de positivo se muestra el sector con la llegada de la anchoa al golfo de Vizcaya. Al comienzo de la campaña -el pasado 4 de marzo- fueron "muy pocos" los buques gallegos que se desplazaron hasta el Cantábrico para participar en la costera, conocedores de la escasez del recurso. "La anchoa se hizo esperar, había que ir muy lejos, hasta la zona de Francia, y casi no había capturas", señala Carreño, pero asegura que ahora "la gran mayoría" de la flota gallega ya se encuentra en el caladero.

En total son 64 los cerqueros de la comunidad autorizados a faenar allí este año, procedentes de puertos como Portosín, Aguiño, Camariñas, Sada, Ares, Pontedeume, Celeiro, Burela, Foz, Cambados, A Illa de Arousa, Portonovo, Cangas, Redondela y Vigo. Los buques gallegos faenan de lunes a viernes en el golfo de Vizcaya y los fines de semana vuelven por carretera a casa.

Los pescadores aseguran que consiguieron cubrir los cupos establecidos en las últimas jornadas, pero que el recurso todavía no es "de muy buena calidad". "La anchoa que estamos capturando no es muy grande, no es buena para fábrica, pero se está vendiendo bien", señala Carreño, que destaca la "caída" del precio del producto según aumentan las capturas.

Si en las pasadas semanas la anchoa se vendió en lonja a un precio medio de "entre cinco y seis euros", el producto se comercializa ahora "hasta por un euro y pico". La semana pasada el producto capturado por buques gallegos en el golfo de Vizcaya se vendió a 5 euros por kilo en el puerto de Portosín y alcanzó los 5,59 euros de media en Marín. Por otro lado, las capturas registradas en abril bajaron un 5,6% respecto al mismo mes de 2012, según los datos aportados ayer por el Gobierno vasco.

La flota comunitaria podrá capturar 20.700 toneladas de anchoa hasta el fin de la campaña -fijado para el próximo 30 de junio-, de las cuales el 90% corresponden a España (18.630 toneladas), mientras que el 10% restante (2.070 toneladas) se lo lleva Francia. Esto supone una reducción de cuota del 30% respecto al ejercicio anterior.

Los pescadores gallegos consideran "prematuro" hacer un balance de la campaña, que por el momento es "peor" que la de 2012, pero confían en que en mayo "mejore" y los resultados de venta sean más satisfactorios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook