21 de junio de 2013
21.06.2013

Las "carencias" de la reforma pesquera

El Consejo Económico y Social de España critica que la UE no variase el principio de estabilidad relativa, que fomenta la sobrepesca, los descartes y la "ineficiencia" económica

22.06.2013 | 02:33
Descarga de pescado en un puerto gallego. / iñaki abella

El CES exige a Bruselas consultas con los comités consultivos antes de negociar pactos de pesca

El pacto acordado en Bruselas para la reforma de la Política Pesquera Común (PPC) que entrará en vigor el próximo año tiene sus "carencias". Y esta vez no lo dice el sector, sino el Consejo Económico y Social (CES) de España, que recoge en un informe los cambios necesarios para que la actividad pesquera resulte rentable para la flota europea -y especialmente la española-. El organismo considera que la UE "perdió la oportunidad" de "revisar" o "reformular" el criterio de estabilidad relativa que, según el texto, favorece la práctica de los descartes, la sobrepesca, la "ineficiencia" económica y, además, dificulta la posibilidad de alcanzar el Rendimiento Máximo Sostenible (RMS).

El CES subraya que el carácter "estático" de la estabilidad relativa "invita" a que los Estados miembros presionen para aumentar los Total Admisible de Capturas (TAC) de las pesquerías en que están especializados y que la fijación de cuotas bajo este sistema no permite "adaptarse" a la evolución de los mercados. En el caso de cómo afecta sobre los descartes, el texto refleja que tiene repercusión "principalmente" sobre las pesquerías mixtas, dado que se devuelven al mar capturas para las que no se tienen cuotas. Pero este no es el único apunte que hace el organismo respecto a la práctica de los descartes. El CES "comparte" con la UE el hecho de que devolver las capturas constituye un "derroche considerable" y afecta "negativamente" a la explotación sostenible, pero considera que la normativa es "excesivamente simplista" y tiene una "escasa modulación" que tenga en cuenta el "potencial impacto" socioeconómico que conlleva.

"A la hora de resolver esta cuestión, es prioritario conocer el origen del problema", señala el organismo, que explica que en el caso español está "más relacionado" con la aplicación de la estabilidad relativa que con la utilización de determinadas artes de pesca. El CES destaca, además, que resulta "conveniente" permitir intercambios permanentes de cuotas con otros Estados miembros para conseguir así la adaptación de las posibilidades de pesca "a la composición actual de las capturas".

El informe -que será presentado la próxima semana- recomienda, por otro lado, que antes de negociar pactos pesqueros con terceros países, la Comisión "debería consultar" con el comité consultivo correspondiente, como representante de los principales agentes económicos y sociales en su ámbito. "La mala experiencia del protocolo firmado entre la CE y Mauritania es un buen ejemplo de la importancia que tienen estas consultas", critica el CES.

El organismo destaca, además, otras cinco carencias de la reforma de la PPC: la falta de un planteamiento "adecuado" para la mejora "suficiente" del conocimiento científico, técnico y económico del sector; el "débil" tratamiento de la dimensión social de las actividades pesqueras; la necesidad de incorporar de forma "más completa" las actividades y el empleo de la industria transformadora; la "falta de referencias suficientes" a la internacionalización de las empresas pesqueras y la "necesaria" revisión de la definición y el tratamiento de la pesca artesanal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook