08 de julio de 2013
08.07.2013
La Opinión de A Coruña

Las descargas de bonito en Galicia caen un 65% en el primer mes de la costera

El puerto de Burela, que concentra el 70% de las ventas, recibió en junio 64 toneladas del pescado, frente a las 190 del mismo periodo de 2012 - El precio medio aumenta un 25%

08.07.2013 | 00:00
Bonitos a subasta en Burela, en una campaña anterior. / sergio lópez

Los desembarcos de la primera semana de julio duplican a los de todo el mes anterior

La costera del bonito no ha empezado con buen pie para los buques gallegos. El mal tiempo de las primeras semanas del pasado junio y la "tardanza" de la flota en incorporarse a la campaña hicieron que la lonja de Burela -que concentra sobre el 70% del total de capturas de la flota de la comunidad- comercializase este año un 65% menos del pescado en comparación con el inicio de la costera del ejercicio anterior. El puerto de la mariña lucense vendió algo más de 64 toneladas del producto, frente a las 190 de 2012. Aún así, la flota asegura que el primer mes "no es muy significativo" para el balance global y confía en que la situación mejore a lo largo de julio y agosto. De hecho, ya ha empezado a mejorar, ya que las descargas de la pasada semana duplicaron al total desembarcado en el mes de junio.

La flota bonitera gallega tenía claro su objetivo antes de comenzar la costera: igualar las capturas de 2012. Y esa meta parece lejana, debido al descenso de las ventas en lonja de este año. "Las capturas del año pasado fueron muy buenas, nada que ver con años anteriores, y lo de este año es algo normal", explica el gerente de la Asociación de Armadores de Burela SA (ABSA), Miguel Neira, que precisa que, normalmente, los desembarcos de junio suponen "solamente" entre el 8 y el 9% del volumen total de la campaña.

Es por eso que el sector no está preocupado por el balance de junio, que tiene su explicación. Neira achaca el descenso a la escasez del recurso durante los primeros días de la costera motivado por el mal tiempo. "Al principio costó encontrar el pescado y se descargó muy poco", explica. Además, la flota de Burela se incorporó "con retraso" a la campaña, ya que muchos de los barcos comenzaron a faenar en la segunda quincena del mes.

Y la caída de las capturas repercutió en los ingresos de la lonja de Burela. La dársena ingresó este año 446.000 euros por las 64 toneladas comercializadas, mientras que en 2012 esa cifra superaba los 1,1 millones, casi un 60% más. Aún así, el precio medio del pescado se incrementó un 25%, al pasar de los 5,6 euros por kilo del año pasado a los 6,95 euros de la actual costera, según los datos facilitados por Neira, que considera que este último es un dato "muy positivo".

El sector reconoce que el arranque de la campaña fue "algo peor" que el de 2012, pero lo cierto es que esta última semana, ya empezado julio, las capturas de bonito alcanzaron un ritmo "aceptable". Y es que desde el pasado lunes y hasta el viernes, la flota de Burela consiguió duplicar las capturas de todo junio. Según explica el gerente de ABSA, en la última semana llegaron a la lonja de Burela unas 156 toneladas del pescado, aunque se vendieron a un precio algo inferior.

Neira precisa que solo entre el jueves y el viernes se descargaron unas 110 toneladas, ya que en los últimos días los buques desembarcaron "15.000 o 16.000 kilos" del pescado en el puerto lucense. "Esta semana hubo una abundancia completa, participaron más barcos y fue más fácil encontrar el recurso", explica.

Con todo, el medio centenar de buques gallegos de la flota bonitera mantiene la esperanza de alcanzar, o incluso mejorar, los datos registrados en la campaña de 2012, cuando subastaron 2.243 toneladas del pescado a un precio medio de 4,11 euros.

La Administración autorizó este año a más de 250 barcos de toda España para la pesquería, que concluirá a finales de octubre. De esa cantidad de buques, medio centenar son gallegos, quince de Burela, una veintena del área de Vigo y, el resto, de Cedeira, Malpica, Cariño, Celeiro, San Cibrán, Ribeira, A Guarda, Mugardos, Laxe y A Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook