11 de septiembre de 2013
11.09.2013

Las "sorpresas" que esconden las rías

Dos estudios científicos en los que participan las cofradías gallegas advierten de las escasas capturas de pulpo en la ría de Arousa y la existencia de 'stock' de especies como xarda o merluza

12.09.2013 | 01:39
Dos marineros de un pesquero gallego lanzan nasas al mar durante una jornada de faena. / j. l. oubiña

En los sitios más insólitos hay más recursos de los que se piensa. Así lo asegura la flota de bajura gallega que, a partir de dos estudios sobre especies de vital interés para el sector pesquero de la comunidad, descubrió ayer que dentro de las rías gallegas hay recursos con interés comercial que no se explotan, como la caballa o la merluza. Con el respaldo de los científicos, las cofradías esperan conseguir una nueva gestión en un futuro próximo que mejore su rentabilidad, pero para ello necesitan el apoyo de la Administración

"Las rías de la comunidad esconden muchas sorpresas". Es la frase con la que resumen las cofradías gallegas el encuentro celebrado ayer en Santiago entre sector, científicos y Administración para presentar dos proyectos de especial interés para la flota de bajura gallega, el Gepeto y el Gap2. Y es que los estudios, financiados por la UE, arrojan conclusiones que hasta los propios implicados en las tareas de extracción de los recursos desconocían.

A través del seguimiento de la actividad pesquera en la ría de Arousa, los científicos concluyeron que dentro de la propia ría "hay menos pulpo del que se piensa", por lo que abogan por modificar los planes de gestión del cefalópodo para mejorar su rentabilidad. Pero no solo eso. Los encargados de realizar el análisis relataron que dentro de los límites de la ría hay especies de interés comercial -como la xarda o la merluza- que ofrecen posibilidades de captura, si bien no son explotados por la flota por puro desconocimiento. Estos proyectos abren así la puerta a una nueva gestión de los recursos, basada en la "realidad" que ofrecen las rías de la comunidad, tal y como demanda la bajura gallega.

Si el pasado lunes las cofradías del Cantábrico -gallega, asturiana, cántabra y vasca- se sentaron ante la Administración para poner las cartas sobre la mesa y mostrar la necesidad de cambio en los planes de gestión para mejorar la rentabilidad de la bajura, la jornada de ayer fue bien distinta. En este caso, sector y representantes del Gobierno gallego y central escucharon las conclusiones de dos estudios que respaldan los intereses de la bajura gallega. "Fue una jornada muy técnica, pero lo cierto es que nos desveló algunas sorpresas que son de gran interés para la flota y que la Administración tendrá que tener en cuenta", explica el secretario de la Federación Galega de Confrarías de Pescadores, Xoán Manuel López. Los científicos responsables del Gap2 y el Gepeto -los dos proyectos todavía sin acabar- centraron uno de los casos de sus estudios en una pesquería de "vital importancia" para la flota gallega: el pulpo.

Para ello, realizaron análisis durante dos años en la ría de Arousa, con la implicación de la federación gallega y los pósitos de Aguiño, Cambados y Ribeira. A través de entrevistas con los pescadores de la zona para identificar las áreas de pesca de los naseiros, así como de la información de los diarios de los marineros y el lugar exacto donde se localizaba el recurso, los expertos sacaron una conclusión que algunos ya se esperaban: "Dentro de las rías se pesca menos pulpo de lo que se pensaba". "Demostrar esto con los estudios respalda al sector de cara a exigir una nueva gestión del recurso, con una ampliación de la zona donde pode faenar", explica López, quien añade que el ejemplo de Arousa "es muy reducido" pero que "probablemente" se podría extrapolar al resto de rías de la comunidad . "Eso habría que estudiarlo", afirma.

Pero esta no es la conclusión que arrojan los estudios. Los científicos implicados encontraron en la ría de Arousa más de cuarenta especies distintas, si bien no todas son de interés comercial, solamente "unas diez o quince". Pero lo "realmente sorprendente" es que entre esos recursos con posibilidad de comercializar se encuentran especies de gran interés para la flota gallega, como la caballa o la merluza. "Eso es lo que más nos sorprendió. En los sitios más insólitos hay más recursos de los que se piensa", celebra el secretario de las cofradías. "Con estos datos nos damos cuenta de que hay focos polivalentes en la ría, se puede coger de todo", explica López.

Este descubrimiento del stock de distintas especies de interés comercial podría abrir una nueva puerta a la flota de bajura, que realiza su actividad en las zonas más próximas a la costa y, con ello, dentro de las rías. "Habría que hacer nuevos planes de gestión y mejoraría la rentabilidad del sector", concluye el secretario de los pósitos de la comunidad.

Pero para que esto sea viable es necesario un punto clave: el apoyo de la Administración. "La gestión pesquera está centralizada. Hay una visión uniteralista que no es compartida por los que dependen de la extracción. Además, los actuales sistemas de gestión son poco receptivos a los condicionantes sociales locales", critican los científicos, cuyos estudios buscan "cerrar la brecha" existente entre los políticos, los gestores y los usuarios. Aún así, la Administración se comprometió ayer -según las cofradías- a estudiar cambios en la gestión cuando el sector tenga definida una "postura clara".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook