24 de abril de 2014
24.04.2014

La flota de Gran Sol rechaza elevar la reserva de cupos para posibles excesos

El Ministerio de Agricultura pretendía guardar un 10% de las cuotas anuales para afrontar sobrepescas - Tras las protestas del sector afectado, el Ejecutivo acepta dejarlo en un 5%

24.04.2014 | 01:35
Un barco que opera en Gran Sol amarrado en el puerto de A Coruña. / 13fotos

Los armadores exigen a la Secretaría General de Pesca que mantenga el porcentaje actual, del 2%

La flota de Gran Sol de toda España, entre ella la gallega, se ha unido en sus protestas contra la pretensión de la Secretaría General de Pesca de aumentar de forma muy significativa este año la retención de cuotas que se viene aplicando a todas las especies sometidas a TAC (Total Admisible de Capturas), como fórmula cautelar para evitar problemas a final de año, como cierres adelantados de alguna pesquería por posibles excesos de pesca. Hasta ahora la norma era aplicar una retención del 2% de la cuota, pero este año la pretensión de la Administración pesquera española era aumentar esa reserva hasta el 10%, lo que encendió los ánimos del sector afectado, cerca un centenar de barcos -aunque poco más de ochenta en activo en toda España-, que consideraron excesivo ese índice y muy lesivo para sus intereses.

La flota afectada, unida y representada en torno a la patronal pesquera española Cepesca, trasladó ya sus quejas a la Administración central por un plan que entiende que es perjudicial para sus intereses, por lo que reclama que la retención de cuotas se quede en el anterior 2% y se reparta ya el 98% restante entre los distintos barcos con posibilidades de pesca en el caladero comunitario.

Ante estas quejas, según confirmó a este diario el secretario general de Cepesca, Javier Garat, la Administración pesquera atenuó su propuesta y dejó la retención de cuota en el 5%, tal como figura en la propuesta de orden remitida al sector antes de Semana Santa y a la que la flota ya presentó alegaciones para oponerse a ese nuevo índice de reserva y reiterar su exigencia de dejarlo en el 2%.

"Con los medios electrónicos de control de la actividad que existen en la actualidad, que permiten conocer las capturas de cada barco al día, se puede controlar perfectamente y en tiempo real cómo va el consumo de cuota. No tendría que haber ya retención alguna aunque aceptamos que pueda haber alguna cautelar. Pero desde luego lo que es una barbaridad es que pretendan quedarse con un 5% para todos por los posibles desfases que puedan tener algunos", critican fuentes del sector. Es por ello que exigen a Pesca que deje la reserva "como está" y ejerza su labor de control de la pesca para que cada uno pesque lo que tiene autorizado. "A quien se pase de capturas que le apliquen las sanciones que correspondan pero que no paguemos todos", añaden.

Otros aspectos perjudiciales que recuerda el sector de aumentar la reserva de cuota es el que afecta a armadores que han hecho compra de derechos de pesca de otras empresas con "importantes desembolsos" y que ahora les retengan un 5% les causará "un gran perjuicio". Además, aseguran que el tener retenido un 5% de las cuotas les impide una planificación anual de su actividad en condiciones aceptables.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook