10 de julio de 2014
10.07.2014
La Opinión de A Coruña

Bruselas propone aumentar la cuota de la anchoa un 18% en el golfo de Vizcaya

La flota española podrá pescar un máximo de 18.090 toneladas hasta junio del año que viene n La UE redujo un 17% las capturas para esta especie en la campaña anterior

10.07.2014 | 01:17
Tripulantes de un pesquero custodian cajas de anchoas recién desembarcadas en un puerto cántabro. esteban cobo

La Comisión Europea (CE) propuso ayer un aumento del 18% en la cuota de anchoa en el golfo de Vizcaya, de forma que el Total Admisible de Capturas (TAC) para las flotas de España y Francia -únicos estados que participan en esta pesquería- se fijará en 20.100 toneladas para el período entre el 1 de julio de 2014 hasta el 30 de junio del año que viene.

Tradicionalmente el 90% de las toneladas fijadas por Bruselas corresponden a España, por lo que la cuota de pesca para la flota española será de 18.090 toneladas hasta junio, frente a las 2.010 -10% restante- que podrán capturar los buques franceses.

La Unión Europea aprobó la campaña pasada un TAC para la anchoa en estas aguas de 17.100 toneladas, un 17% menos que el año anterior. De esta cantidad, 14.580 toneladas correspondieron a la flota española, que vio aumentadas además sus posibilidades de pesca con la incorporación de 1.646 toneladas de anchoa que los buques españoles no capturaron en la campaña de 2013.

Este incremento de las posibilidades de pesca de la anchoa que propone ahora la CE se basa en los últimos informes científicos que confirman que la reserva de esta especie está en buena forma y por encima de los límites de seguridad biológicos. Los marineros gallegos que iniciaron la costera a principios de marzo -cerca de sesenta buques del cerco- ya constataron la mejoría del recurso en estas aguas durante los primeros días de campaña. El patrón mayor de Portosín en funciones, Eduardo Carreño, se alegra del aumento propuesto por Bruselas. "Todo lo que sean incrementos en las posibilidades de pesca es beneficioso para la flota pesquera gallega. Vamos a poder ir a faenar más barcos, lo que nos permitirá intentar vivir un poco mejor", aseguró.

En declaraciones a este periódico, el también miembro de la Asociación de Armadores do Cerco de Galicia (Acerga) hizo referencia al conflicto con el que se encontraron los cerqueros que acudieron al Cantábrico para participar en la campaña. El Gobierno vasco denegó a los barcos gallegos las licencias para faenar durante el primer semestre en aguas interiores del País Vasco. "Con este incremento no va a haber problemas con los vascos, que se quejaban de que cada vez íbamos más barcos gallegos a faenar al golfo", declaró Carreño.

La pesca en el golfo de Vizcaya estuvo cerrada entre 2005 y 2009 por la escasez de biomasa de la anchoa. El Ejecutivo comunitario sostiene que, desde que se abrió la pesquería en 2010, se aplicó de forma coherente este plan, lo que condujo a una recuperación de la biomasa de anchoa muy por encima de los límites biológicos de seguridad.

"La anchoa es un buen ejemplo de que vale la pena gestionar la pesca con un enfoque a largo plazo e implicar a los pescadores para lograrlo", aseguró la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, en un comunicado. "Desde que la pesquería de la anchoa tuvo que ser totalmente cerrada entre 2005 y 2009 para salvarla del colapso, es un alivio que la población se haya recuperada en los últimos cuatro años y que los pescadores franceses y españoles puedan volver a pescar más tras un periodo duro", sentenció la comisaria europea de pesca.

Para la cuota de este año, el tamaño estimado de la población reproductora de la especie -de 66.158 toneladas- debe ser confirmado formalmente por los órganos científicos. Si la cifra final cambia, Bruselas actualizará su propuesta en consecuencia.

La propuesta de aumento de la Comisión Europea deberá ser aprobada por el Consejo de Ministros europeo en próximas fechas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook