09 de diciembre de 2014
09.12.2014
La Opinión de A Coruña

Los expertos prevén que el nuevo etiquetado del pescado favorezca un alza de las ventas

Todos los productos del mar deben contar con información adicional a partir del sábado n "Queremos reducir al mínimo las trampas", sostienen los vendedores

09.12.2014 | 01:28

El pescado ya tiene DNI. El próximo sábado 13 de diciembre todas y cada una de las especies a la venta en las pescaderías gallegas llegarán al consumidor final con un etiquetado que incluirá la traza del producto o, lo que es lo mismo, su huella. El cliente podrá conocer de esta forma cuáles han sido las artes de pesca utilizadas para capturar una xarda o si una langosta lleva sulfitos, un alérgeno que se utiliza en ocasiones en los crustáceos para mejorar su conservación. Los expertos consultados estiman que el nuevo etiquetado repercutirá en un aumento del consumo de pescado fresco, en vertiginoso descenso desde hace un lustro, principalmente por la crisis. "Queremos reducir al mínimo las incidencias o las trampas y que el consumidor compre pescado siendo consciente de lo que lleva en la bolsa", sentencia un representante del sector de los minoristas, Manuel Rodríguez Iglesias, que avanza que a partir del 1 de enero todo el etiquetado deberá estar además codificado.

La directora adjunta de Fedepesca y coordinadora del proyecto Pescaverde en el que se enmarca el nuevo etiquetado de los peces, María Luisa Álvarez, precisa que el DNI del pescado permitirá comprender cosas como por qué ejemplares de la misma especie tienen diferentes precios. "Todos los productos son aptos para el consumo humano pero hay diferentes calidades y el coste es diferente", afirma, al tiempo que incide en la importancia de que a partir del próximo sábado todos los productos alimenticios deban llevar información sobre los alérgenos que contienen, que en el caso del pescado son los sulfitos.

Las etiquetas que acompañarán cada pieza de pescado deberán especificar también la zona de captura del animal, su nombre comercial y científico y el precio de venta al público. Se deberá incluir asimismo información adicional si el pescado es congelado. Cada pescadero podrá añadir a estos datos obligatorios otros que estime oportunos: fecha de captura o desembarque de la pieza de pescado, nombre del buque responsable de la pesquería, datos medioambientales, técnicas de producción, contenido nutritivo...

El DNI del pescado es el resultado del proyecto Pescaverde, cofinanciado por el Fondo Europeo de Pesca 2007-2013 y la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura. Pescaverde persigue ahora incentivar las ventas facilitando más información al consumidor final pero también dar a conocer la nueva Política Pesquera Común de la Unión Europea de cara a una mejor gestión de los recursos pesqueros.

"No hay arte malo"

La portavoz de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Rocío Béjar, destaca que ningún arte de pesca es malo en sí mismo, sino que es el uso que se le de lo que puede ser malo. La representante de la Organización de Consumidores (OCU), Gemma Trigueros, incide, por su parte, en que el mayor interés de los consumidores de pescado es el lugar de procedencia del mismo, mientras que la jefa de sección técnica de la Subdirección General de Caladero Nacional Aguas Comunitarias y Acuicultura, Marta García, resalta las importantes exigencias que debe cumplir el sector pesquero y acuícola español como garantía del origen del pescado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook