07 de enero de 2015
07.01.2015
La Opinión de A Coruña

Las ventas de centollo aumentaron un 38% en Galicia desde el inicio de la temporada

Las subastas se incrementaron en casi todas las lonjas gallegas en noviembre y diciembre respecto a 2013 n El puerto coruñés, líder en volumen; O Grove, en facturación

07.01.2015 | 01:15
Dos marineros sujetan dos ejemplares de centollo en un puerto gallego. santos álvarez

El centollo, considerado rey de los mariscos, volvió a demostrar su poderío en Navidad porque fue mucho más abundante que en 2013, aunque tal vez y precisamente por eso, los precios fueron más bajos que en el ejercicio anterior, lo que no impidió que en general las lonjas gallegas ingresasen más entre noviembre y diciembre del año pasado que en el mismo periodo de 2013. Los puntos de primera venta de Galicia vendieron 170 toneladas en los dos últimos meses de 2014, un 38% más que en el mismo periodo del año anterior (123 toneladas). La facturación se incrementó algo más, un 43%, al pasar los 1,4 millones de 2013 a los dos millones del año pasado.

La lonja de A Coruña fue, con diferencia, el punto de primera venta de Galicia en donde más cantidad se comercializó de este crustáceo en 2014, 47,5 toneladas, que generaron unos ingresos de 370.000 euros. Los pesqueros descargaron este año un 7,9% más de este recurso que en 2013, cuando se subastaron 44 toneladas en el muelle coruñés, con una facturación de 654.000 euros, con lo que los ingresos bajaron un 76% los pasados noviembre y diciembre. Los mejores ejemplares de centollo llegaron a cotizarse a 35,40 euros por kilo en el muelle coruñés, muy lejos del precio máximo de 2013 (50 euros).

A Coruña fue líder en volumen de marisco subastado aunque no en facturación, plaza que se adjudicó O Grove, el puerto además donde los ejemplares se vendieron a un mayor precio, como suele ser habitual. La lonja de este municipio pontevedrés subastó casi 30 toneladas de centollo el año pasado, con una facturación de 462.545 euros. Estas cifras superan también las de 2013, cuando el muelle de O Grove vendió 21 toneladas (un 43% menos). El precio tope al que se vendió el ejemplar fue de 41,9 euros, 5,6 euros más barato que en 2013.

La lonja de Ribeira, por su parte, ocupa el tercer puesto en las subastas de esta especie. En este punto de primera venta se vendieron casi 22 toneladas, un 37% más que en 2013, cuando se comercializaron 16. La facturación en la lonja ribeirense fue de 252.262 euros el pasado ejercicio y el kilo de centolla se subastó a un precio máximo de 37,50 euros.

Cambados es otro de los puntos donde las subastas de este marisco tienen más relevancia y en donde las ventas se triplicaron el pasado ejercicio con respecto a 2013. La lonja cambadesa ingresó 221.530 euros por la venta de 14,3 toneladas de centollo en 2014, unas cifras muy superiores a las de 2013 -136.420 euros por la comercialización de 4,6 toneladas-.

La lonja del Berbés, en Vigo, en quinta posición por ventas, subastó 11 toneladas de la especie el pasado ejercicio, con una facturación total de 122.824 euros. El muelle vigués duplicó las subastas de este recurso en relación a 2013, cuando vendió 4,6 toneladas (un 139% menos que en 2014) por un importe de 66.966 euros.

Caída de las ventas

El punto de primera venta de Muros, por otra parte, comercializó ocho toneladas de centollo el pasado ejercicio, con una facturación de 56.316 euros. El precio máximo al que se vendió este marisco fue de 30 euros y medio. Muros sufrió, sin embargo, un descenso, tanto de la facturación como de las ventas de este marisco con respecto a 2013, a diferencia de lo que sucedió en el resto de lonjas anteriormente mencionadas. Las subastas en la lonja muradana bajaron un 41,6% y la facturación generada por las mismas más de un 50% (13,7 toneladas vendidas en 2013 con unos ingresos de 112.839 euros).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook