15 de febrero de 2017
15.02.2017

El Congreso aprueba modificar el reparto de cupos del cerco con los votos del PP en contra

En 2015 Galicia agotó su cuota de jurel en junio, y Asturias, Cantabria y País Vasco habían consumido entre el 4% y el 60% - Los diputados apoyan la pesca artesanal

15.02.2017 | 01:03
La flota coruñesa de cerco, amarrada en el Puerto de Oza.

El Congreso de los Diputados aprobó ayer una proposición no de ley promovida por el PSOE con la que insta al Gobierno a modificar el Plan de gestión para los buques que faenan en el caladero nacional del Cantábrico Noroeste y cambiar el modelo de reparto de posibilidades de pesca para el cerco y otras artes menores distintas del arrastre y el cerco. La flota reclama desde hace tiempo un reparto por tripulante y embarcación. La proposición reclama que el ejecutivo dialogue con las comunidades autónomas afectadas y el sector pesquero para establecer un nuevo modelo de cupos y fue aprobada con los votos en contra del PP por considerarla "imprecisa" y del PNV porque perjudica los intereses de otras flotas.

La diputada socialista gallega y portavoz de pesca, Margarita Pérez Herraiz, recordó que la orden del Plan de gestión para el caladero del Cantábrico Noroeste fue recurrida en 2013, 2014 y 2015 "bien ante el Supremo o ante la Audiencia Nacional" y apuntó la "grave tensión y conflictividad" sufrida en Galicia, donde en junio de 2015 la flota del cerco gallego agotó la cuota de jurel sin disponer de especie alternativa, mientras que Asturias solo había consumido el 60%; Cantabria, el 10% y el País Vasco, el 4%. "El actual sistema de reparto, unido al cierre de muchas pesquerías, deja en una situación muy difícil a muchos pescadores gallegos", indica.

La portavoz socialista afirmó que la distribución de cupos no es equilibrada, ya que a unos les sobra cuota "y a otros les falta", tal y como ocurrió en octubre del año pasado, cuando el arrastre de fondo disponía de casi la mitad de la cuota de merluza mientras que las artes menores apenas tenían un 5%.

"La ley de pesca actual no determina la ponderación que debe tener cada uno de los criterios de reparto y la orden le da un peso excesivo al criterio histórico; un criterio que además utiliza años en los que se produjo sobrepesca y que obliga por ello a pagar una sanción que no abonan solo quienes se beneficiaron de la sobrepesca, sino que se reparte entre todos", explicó Pérez Herraiz. El cálculo de las capturas se hace a partir de declaraciones de desembarque y una vez calculada para cada barco, se totaliza por provincia y se permite la cesión de cuotas entre aquellas que no la agotan.

Pérez Herraiz criticó que la Orden del plan de gestión carezca de mecanismos de compensación que permitan equilibrar las flotas, de forma que la escasez de una determinada especie se acompañe del incremento de las posibilidades de pesca de otra. "Carece de estudios socioeconómicos que valoren las consecuencias sobre las poblaciones costeras dependientes de la pesca, así como de informes técnicos que avalen su idoneidad", añadió.

Pesca artesanal y conservas

El Congreso también respaldó una proposición no de ley que recoge las principales demandas del sector de la pesca artesanal con 23 votos a favor y 14 (del PP) en contra. La diputada de En Marea y portavoz de pesca, Alexandra Fernández, acusó al Gobierno de "desmantelar" la pesca artesanal en consonancia con la UE, y de poner los recursos al servicio de los grandes poderes económicos que asumen su control y se benefician de su uso.

La proposición no de ley presentada por En Marea exige demandar a la UE que la pesca accidental artesanal quede excluida de los Totales Admisibles de Capturas (TAC), tal y como especifica la Política Pesquera Común, y adoptar medidas para protegerla, promocionarla e incentivarla, dado que sus métodos de pesca son sostenibles, genera miles de puestos de trabajo y dinamiza las localidades costeras.

La junta directiva de la patronal conservera Anfaco mantuvo ayer, por otra parte, una reunión con el nuevo secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo, en la que le expuso la "necesidad" de asegurar el abastecimiento de materia prima. Anfaco le explicó al secretario general su situación actual, sus perspectivas de futuro y los principales problemas a los que se enfrenta y le mostró "un amplio dossier" en el que detalla la relevancia que tiene el Clúster Mar-Alimentario y el conjunto de la industria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook