18 de mayo de 2017
18.05.2017

El Gobierno apuesta por la inteligencia de datos para reforzar la inspección pesquera

Pesca defiende que el 'big data' permitirá afrontar "las limitaciones económicas" de las administraciones - Espera tener nuevos mecanismos de control en unos meses

18.05.2017 | 00:35
Flota pesquera amarrada en el puerto de A Coruña.

El Ministerio de Pesca prevé desarrollar el big data (inteligencia de datos o macrodatos) para reforzar el control de la flota y la eficacia de las inspecciones, según explicó ayer el director general de Ordenación Pesquera, José Luis González Serrano. La idea es analizar todos los datos en este ámbito e integrarlos en un "sistema inteligente", que ofrezca "soluciones" para los controles y "solventar las limitaciones económicas" de las administraciones, según detalló el alto cargo del Gobierno durante una visita al Centro de Seguimiento Pesquero (CSP) español.

La inteligencia de datos está ya implantada en la sociedad y la pesca española se va a meter "de cabeza" como arma de prevención de las infracciones y la actividad ilegal, según aseguró González Serrano en un acto organizado conjuntamente con la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac).

"La inspección es algo tremendamente costoso para la sociedad española, el gasto en material y personal cuesta muchísimo y nos dicen los expertos que [la inteligencia de datos] permitirá avanzar en el control y la vigilancia y para valorar la incidencia de las distintas infracciones", añadió el director general de Ordenación Pesquera.

Dicho sistema informático servirá también para "hacer un análisis económico de la flota y para tener buena información de los mercados y de los precios en un tiempo casi real", a través de notas de venta gestionadas de forma inteligente. De momento, la Secretaría General de Pesca aborda el asunto con especialistas y espera tener esos nuevos sistemas de control en unos meses.

Pese a ello, el alto cargo del Gobierno defendió que la inmensa mayoría de los pescadores españoles cumple las normas, pero sostuvo que la Administración pública debe "erradicar las excepciones que estropean la imagen del sector".

El Centro de Seguimiento Pesquero de la Secretaría General de Pesca registra al año 17,5 millones de posiciones de 2.100 embarcaciones de todo el mundo, a través de un control vía satélite y equipos de localización instalados en los buques (las cajas azules). El centro es el principal punto de inspección pesquera nacional y el único del mundo con una certificación de calidad ISO. Está operativo 24 horas al día, todos los días del año y realiza servicios de asistencia y salvamento e intercambia datos con otros países.

El gerente de Opagac, Julio Morón, explicó que el CSP es un referente para la actividad de los atuneros españoles, "que cumplen la norma Aenor de pesca responsable". Precisamente, la organización prevé anunciar en junio la certificación de los primeros barcos con esa enseña de buenas prácticas ambientales y el respeto a los derechos laborales de sus marineros españoles y extranjeros, según Morón, que recordó que los atuneros también fueron pioneros en actuaciones como la implantación de un sistema de "observador electrónico" con cámaras de vídeo para grabar toda la actividad de sus buques.

González Serrano, por su parte, detalló que el Gobierno prepara una norma sobre responsabilidad social corporativa (RSC) para certificar las "buenas prácticas" sociales y laborales a bordo de la flota española. La normativa, de aplicación voluntaria, permitirá diferenciar a las empresas que se esfuercen "más allá de lo que exige la legislación" en garantizar los derechos laborales de los marineros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook