13 de diciembre de 2017
13.12.2017

España intenta suavizar 'in extremis' los recortes pesqueros con apoyo de Francia y Portugal

El duro ajuste en jurel y merluza de aguas ibéricas, inalterable al cierre de esta edición n La cigala en el Cantábrico, en manos de la decisión de los científicos

15.12.2017 | 01:11
Quintana, quinta por la izda, junto a García Tejerina, López-Asenjoy miembros del sector.

Cronología

  • Reunión inicial. El Consejo de ministros de la UE se reunió por primera vez a las 10.00 horas. En el encuentro los ministros de Pesca tumbaron la primera propuesta de la presidencia
  • Trilaterales. Citados para las 18.00 horas, los países procedieron a las reuniones trilaterales (países, Consejo y Comisión) para intentar llegar a una acuerdo sobre las cuotas pesqueras par el próximo año 2018
  • Cita a las 23.00 horas. Con el sector esperando ‘in situ’ noticias sobre las negociaciones, la última información quedó aplazada hasta las 23.00 horas sin una segunda propuesta
  • Noche larga. Sin noticias de avance alguno, el Consejo se citó para las 04.00 horas de la madrugada para intentar llegar a un acuerdo?

Los ministros de Pesca de la Unión Europea no fueron capaces ayer al cierre de esta edición de llegar a un acuerdo sobre los totales admisibles de capturas (TACs) y cuotas para el próximo año. La división entre los países, con un ojo puesto en el futuro de su flota tras el Brexit y con la aplicación de la obligación de desembarque, enquistaron un acuerdo que se espera para primera hora de esta mañana. El Consejo se citaba de nuevo para las 04.00 horas y hasta ese momento España había logrado los apoyos de Francia y Portugal para paliar el recorte en sus principales especies.

Los debates comenzaron ya a las 10.00 horas, momento en el que la presidencia de turno de la UE, que este semestre ostenta Estonia, presentó una primera propuesta. La iniciativa fue tumbada por los Veintiocho, como suele ser habitual, pero en el caso de España además obligó al Gobierno a alzar la voz. La conselleira de Mar, Rosa Quintana, criticó que "unos países salgan mejor que otros en las propuestas de la Comisión" y alertó que en el caso español prácticamente solo se vió mejorado el TAC para la anchoa en la zona IXa (de Fisterra al Golfo de Cádiz).

En este sentido, y según pudo saber este diario, esta mejora dejaría un recorte de un 10% en el total admisible de captura (TAC) frente al drástico -43% inicial, que la Comisión Europea aceptó una vez dispuso de los últimos informes científicos. Esto dejaría 11.250 toneladas, de las que sin embargo Galicia apenas podría capturar al contar con solo un 1,14% de la cuota. Aún así, Quintana recordó que sigue siendo "insuficiente".

Las otras especies que mejoraban en ese documento fueron el rape y la merluza de Gran Sol. En el primer caso la cuota quedaría reducida en un 6% en lugar de en un 12% tanto en la zona VII (Gran Sol), quedando en 31.505 toneladas, como en la VIIIabde (al oeste de Francia), quedando en 8.441 toneladas. En el segundo, la propuesta de Bruselas inicial de un recorte del 19% se quedaría en un -7%.

La propuesta no incluía, sin embago, una nueva cuota para el jurel o la merluza de aguas ibéricas. En el primer caso se propone un tijeretazo del 24% en la zona IXa y una subida del 21% en la VIIIc (de Fisterra a País Vasco).

En el segundo la propuesta inicial del Ejecutivo comunitario planteaba un recorte del 30% con respecto a la cuota de este año. Por último no había noticia alguna tampoco para el gallo, cuya planteamiento previo prevé un recorte del 10% en Gran Sol y un aumento del 20% en aguas ibéricas.

Por otro lado, y ante el previsible TAC cero para la cigala en la zona VIIIc, Quintana indicó también que ahora todo está en manos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES), al que solicitarán informes para "explorar la posibilidad de abrir" la veda iniciada el año pasado en esa zona.

Según explicó la conselleira do Mar, tanto Francia como Portugal y Alemania se alinearon con las peticiones que realizó la ministra de Pesca española, Isabel García Tejerina, de la que destacó su "brillante argumentación". "Las negociaciones siguen estando muy duras", decía antes de la segunda reunión, por la tarde.

La conselleira pidió a la Comisión "que tenga sensibilidad, que no vaya más allá de lo que dicen los científicos", tal y como reclama el sector. "Los últimos datos permiten comprobar que la población de peces donde trabaja la flota pesquera española están en mejor situación que en aquellos lugares donde trabajan otras flotas", recordó la conselleira.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine