05 de mayo de 2018
05.05.2018

Rescatados ilesos cinco marineros tras el naufragio de dos pesqueros en aguas gallegas

Las dos embarcaciones de artes menores sufrieron una vía de agua y otros buques que estaban en la zona acudieron en su auxilio - La radiobaliza saltó en ambos casos

08.05.2018 | 02:04

Cinco marineros fueron rescatados ayer ilesos tras hundirse las embarcaciones en las faenaban en la costa norte de Galicia, una frente a Cedeira (A Coruña) y la otra en el litoral de O Vicedo (en el concello lucense de Viveiro). El primero de los sucesos se produjo a alrededor de las 08.00 horas de la mañana de ayer en las proximidades de punta Candieira, al norte de Cedeira, cuando los dos marineros del O terror dos mares tuvieron que abandonar el barco y subirse a una balsa salvavidas tras sufrir una vía de agua. Fueron rescatados por el pesquero Lucero Uno. El segundo, el Antares, naufragó a mediodía al norte de la isla Coelleira y sus tres tripulantes recibieron la ayuda del Hermanos Ribeira. Estaban agarrados a una boya cuando fueron encontrados.

Fuentes de Salvamento Marítimo explicaron que a las 07.58 horas de la mañana el centro de coordinación de Madrid recibió la alerta de la radiobaliza del O terror dos mares (un buque de artes menores con base en Cedeira) y, poco después, el centro de coordinación de Fisterra confirmó que los dos tripulantes habían sido rescatados. El Lucero Uno, que se encontraba en las proximidades de punta Candieira, acudió hasta el lugar del suceso e izó a los marineros desde la balsa salvavidas en la que se encontraban. Según explicó la patrona mayor de la Confraría de Pescadores de Cedeira, Lucía Villar, el barco salía del puerto para faenar cuando sufrió el incidente.

El patrón del O terror dos mares y el otro marinero que iba a bordo llegaron al puerto de Cedeira a las 08.45 horas, desde donde fueron trasladados a un centro de salud. Al mediodía, según confirmó el 061 a Salvamento Marítimo, ambos habían sido dados de alta tras ser atendidos por un cuadro de ansiedad.


Haz click para ampliar el gráfico

La causa del hundimiento fue una vía de agua de la que se desconocen las causas, aunque la tripulación escuchó un "fuerte ruido" en la popa antes de que el barco comenzase a irse al fondo. La Salvamar Shaula se desplazó al lugar del naufragio para inspeccionar la zona y descartó que hubiese restos de contaminación.

A las 12.05 horas Salvamento Marítimo recibió otra alerta de radiobaliza, en este caso del Antares, un buque de artes menores con base en O Barqueiro que se hundía al norte de la isla Coelleira, frente a O Vicedo. La entidad también recibió el aviso del patrón mayor de la Confraría de Pescadores San Cibrao, Javier Sánchez, que alertó de que tres tripulantes de un barco se preparaban para arriar la balsa salvavidas después de haber sufrido una vía de agua. Según explicó el propio Sánchez, el armador y el patrón del pesquero avisaron del percance, que se produjo cuando iban a recoger la última cacea del día y que provocó una "entrada masiva de agua".

Por la rapidez del hundimiento, los marineros no pudieron repetir el punto en el que estaban y los entre cinco y siete barcos movilizados no supieron su situación exacta hasta que se activó la radiobaliza. "No lograron meterse en la balsa y estuvieron subidos en el casco unos diez minutos hasta que se agarraron a la boya", explicó el líder del pósito de San Cibrao. El Hermanos Ribeira rescató a la tripulación, formada por un matrimonio y otro marinero de O Barqueiro, puerto base el barco.

Los pescadores, atendidos con mantas en la sala de máquinas tras pasar "media hora" en el agua, llegaron al puerto de O Vicedo a las 13.05 horas tras rechazar ser recogidos por el helicóptero Pesca 2 (del Servizo de Gardacostas), que se desplazó a la zona. Salvamento también movilizó a la Salvamar Shaula.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook