06 de julio de 2018
06.07.2018

Un 'Brexit' de ida y vuelta

06.07.2018 | 01:39
Un 'Brexit' de ida y vuelta

No va a ser tan fácil como los pescadores británicos pensaban o querían pensar: la aplicación al sector pesquero del Reino Unido de leyes propias, consecuencia del divorcio de su país y la Unión Europea, no tendrá efectos inmediatos en la transición del Brexit sobre la pesca, sino que, además de un coste enorme -miles de millones de libras en compensación- los efectos de la Política Pesquera Común (PPC) serían de aplicación en aguas británicas durante un periodo cuya duración oscila entre los 20 y los 30 años.

Salir de la PPC costará a los pescadores del Reino Unido largas y costosísimas negociaciones que, con mucha suerte, no se darán por finalizadas antes del 2040.

Es la opinión de uno de los más cualificados expertos europeos en materia pesquera, Andrew Oliver, quien da a entender que las facilidades que les otorgaron en su momento para que Gran Bretaña se uniese a la Comunidad Económica Europea, no se van a encontrar para salir ahora de la Unión Europea.

¿Mejora este hecho las expectativas de futuro para el sector pesquero español y, particularmente, el gallego?

Puede que sí, pero de rebote.

Pero no lo hará porque la PPC derive hacia los estados miembros con flota pesquera aquellos aspectos que fuesen de aplicación por la renuncia a los mismos por parte del Reino Unido. No. Sino porque los pescadores británicos, en su momento fuertemente implicados en la defensa de su soberanía -lo que les condujo al apoyo decidido del Brexit- habrán de pensárselo muy mucho a la hora de decidir ese futuro inmediato por cuanto el tiempo y los costes del abandono de la PPC y, por tanto, de la Unión Europea, no va a compensar en absoluto esa falta de soberanía de sus aguas a unos pescadores que han dicho detestar la normativa comunitaria derivada de la PPC. Es decir, lo que pierden actualmente, no les va a compensar en absoluto del tiempo de vigencia de lo que está establecido, más lo que les va a costar -miles de millones de libras- la desafección de la Unión Europea.

Esto debe repercutir -al menos por 20 o 30 años más- en las flotas comunitarias. Entre estas, la gallega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook