06 de julio de 2018
06.07.2018

La campaña del pulpo arranca en A Coruña con escasez de capturas pero buenos precios

El precio del cefalópodo oscila entre los 10 y los 15 euros el kilo, según el tamaño - La flota urge soluciones ante la escasez - La nécora alcanza los 28 euros el kilo

06.07.2018 | 01:39
Marineros gallegos descargan las capturas de pulpo a su llegada a puerto.

La campaña del pulpo comenzó la madrugada del pasado lunes, pero por el momento la realidad es que hay poco recurso en las lonjas coruñesas. Los barcos no encuentran pulpo en abundancia, pero la parte positiva es que el cefalópodo subastado en la lonja de A Coruña alcanza buenos precios. "Los ejemplares más grandes llegaron a los 15 euros el kilo, los medianos rondaron los 12 o 13 euros y los pequeños se quedaron en 10", explica el gerente de Subastas Coruña SL, Kiko Bergantiños.

A pesar de las buenas cotizaciones que logra el pulpo, el portavoz de esta firma subastadora coruñesa incide en la poca cantidad de recurso que capturan los barcos. "El martes nosotros solo subastamos 500 kilos, el miércoles algo menos, sobre los 300, y hoy -por ayer- 100 kilos, aunque las otras casas de subastas sí que tenían algo más de producto", relata. Aunque de momento el sector aún está en la primera semana de campaña, los resultados no son los esperados. "Es demasiado precipitado decir ciertas cosas, pero creíamos que iba a ir mejor", indica el gerente de Subastas Coruña SL.

Estas sensaciones las comparten los pescadores, que no encuentran recurso. "La campaña no pinta bien. Hay poca cantidad. Estos días fueron decepcionantes", afirma el presidente de la Asociación de Armadores de Artes Menores de Galicia (Asoar-Armega), José Luis Rodríguez. Las embarcaciones apenas son capaces de completar el cupo establecido hasta el próximo 31 de agosto -cada embarcación puede capturar 30 kilos de cefalópodo, a los que se le suman otros 30 kilos por cada tripulante enrolado-, reflejo de la escasez de la especie.

Rodríguez considera que la falta de pulpo es culpa del tiempo de veda, que es "escaso". "Un mes y medio de prohibición es insuficiente. La especie necesita un periodo mayor, de al menos tres meses", advierte. La anterior campaña de pulpo no fue todo lo bien que se esperaba y el sector teme que la actual sea muy similar. "Las asociaciones tienen que ponerse de acuerdo para pactar un mayor tiempo de veda porque con el actual la especie no se recupera. Hay muchas familias que dependen de este recurso", recuerda Rodríguez, que asegura que es difícil llegar a un acuerdo puesto que los armadores del sur de la provincia de Pontevedra son reacios a aumentar el periodo en que está prohibida la captura.

La Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependiente de la Consellería do Mar, contabilizaba hasta ayer cerca de 8.700 kilos de pulpo subastados en las lonjas gallegas, pero estos datos son provisionales, ya que muchos centros de primera venta aún no enviaron sus cifras.

El domingo empezó también la campaña de extracción de la nécora en el litoral gallego y su situación es similar a la del cefalópodo: hay poca cantidad, pero se vende a buen precio. "La nécora no varió mucho. El martes estuvo entre los 11 y los 26 euros el kilo, y el miércoles y hoy -por ayer- se movió entre los 8 y los 28 euros el kilo", comenta Bergantiños, que indica que hacia el fin de semana es cuando más cantidad suele haber. Rodríguez señala que las capturas de nécora son un poco inferiores a las de la anterior campaña, pero que parece que mejoran.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook