09 de julio de 2018
09.07.2018

Mar sopesa incorporar otras 30 especies a la aplicación 'Non piques non peques'

Los usuarios demandaron la inclusión del mejillón n La Xunta prevé sacar la versión en inglés en un lapso "breve" de tiempo

09.07.2018 | 00:48

La Consellería do Mar estudia incluir 30 nuevas especies en su aplicación móvil Non piques non peques, de acceso gratuito y que permite a los usuarios saber qué pescado y marisco está en veda, la talla de comercialización o el momento idóneo de consumo de los productos capturados en Galicia. Según datos proporcionados por la Xunta, el Ejecutivo gallego apenas recibió sugerencias sobre esta herramienta, excepto la inclusión del mejillón entre los recursos disponibles.

"Está a punto de salir la versión en inglés con especies nuevas y la actualización de los periodos de veda según se pactan", explican fuentes de la Consellería do Mar, que prevén presentar la aplicación con esas novedades "en breve".

Entre los recursos que el Ejecutivo gallego estudia incorporar están la almeja bicuda -la aplicación ya incluye la babosa, la fina, la rubia y la japónica-, el reloj, el rape blanco, el cerdo marino, la lamprea de mar, el mero o la angula. Los elegidos se sumarán a los 53 ya están disponibles: trece bivalvos, tres cefalópodos (pulpo, calamar y choco o sepia), ocho crustáceos, un equinoderno (erizo de mar), un gasterópodo (oreja de mar) y 27 pescados.

La Consellería do Mar incluye de cada uno de ellos el nombre oficial y aquel por el que se conoce en gallego y castellano, además de la talla mínima en centímetros, que ilustra mediante una comparación: la de las almejas es de entre 3,5 y cuatro centímetros, "aproximadamente como un clip", la de la xarda de 20, como un tenedor, el tamaño de la oreja de mar (cinco centímetros) es similar al de una bolsa de infusión y el pulpo debe pesar como mínimo un kilo, como un cartón de leche.

Los usuarios pueden consultar el periodo de veda de cada especie aunque, explica la Xunta, está pendiente de actualizarlos según se acuerdan. Este es caso del pulpo, en el que aparece que sector y Administración fijan una parada de entre 30 y 45 días en mayo y julio pero no las fechas concretas, ya marcadas.

La herramienta recoge, por último, la época óptima de consumo de cada uno de los recursos. En el caso de la sardina indica que son los meses de mayo, junio y julio pero recuerda que el 24 de junio se celebra el San Juan y que es "tradición" saborear este pescado, mientras que para el bonito del norte especifica que es mejor consumirlo cuando es la costera (de junio a septiembre) y que se puede identificar el capturado por la flota gallega con una etiqueta verde colocada en la cola.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine