09 de agosto de 2018
09.08.2018
ÚLTIMA HORA
Fallece Aretha Franklin a los 76 años

El suministro de atún patudo del Atlántico, en peligro por un informe científico negativo

La comisión que gestiona el recurso señala que está sobreexplotado y planea restricciones a su pesca para 2019 - "Hay preocupación", afirma el sector atunero

09.08.2018 | 01:23
El ´Jane IV´, un atunero reformado recientemente en el astillero gallego Nodosa.

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat, por sus siglas en inglés) apuesta por recortar la pesquería de atún patudo ( Thunnus obesus), una de las especies capturadas por la flota atunera y palangrera gallega y también del resto de España, en especial el País Vasco. Se trata, en ambos casos, de una importante captura accesoria que ocupa sus bodegas y también de una especie que nutre la potente industria conservera de la comunidad en la que los túnidos son, de largo, el producto estrella. El atún patudo del Atlántico, según esta comisión encargada de gestionar el recurso, se encuentra sobreexplotado, habiéndose pescado el año pasado un 18% más que en 2016. "Para nosotros es una especie importante y hay preocupación", señala el sector atunero.

La Iccat, a través del Comité Permanente de Investigación y Estadísticas, explicó esta situación a los miembros de la comisión a finales del pasado mes de junio. La idea es que en octubre se realicen las recomendaciones para intentar dar la vuelta a esta sobreexplotación, que posteriormente serán debatidas en la reunión anual de noviembre que se celebrará en la ciudad croata de Dubrovnik. Todo apunta, sin embargo, a que la idea principal que se maneja es la de aplicar un recorte o moratoria sobre los FAD (dispositivos de agregación de peces) para mejorar las posibilidades de reconstrucción del stock de patudo (conocido en inglés como bigeye tuna). Junto a ello, también se baraja la opción de recortar los barcos auxiliares empleados por la flota atunera.

Las medidas, sin embargo, no parecen del agrado del sector. El gerente de la Asociación Nacional de Armadores de Buques Atuneros Congeladores (Anabac), Juan Pablo Rodríguez-Sahagún, quiso recalcar que reducir "aún más los FAD y regular los buques auxiliares no soluciona el problema real". Esta sobrepesca, a su juicio, se debe al "número de buques al que Iccat da entrada cada año". El responsable de Anabac indicó además que la comisión "abre la puerta a barcos con banderas de países extraños", por lo que entiende que la única medida posible es la de "cerrar el censo de buques. Todo lo demás es dar palos de ciego", sentenció Rodríguez-Sahagún.

La flota palangrera gallega que también captura el recurso está igualmente en contra de un posible recorte. Es el caso de la Organización de Palangreros Guardeses (Orpagu), que además ahora también está elaborando su propia conserva de atún. Su gerente, Joaquín Cadilla, recordó que este segmento de flota "no solo vive de pez espada en el Atlántico" y que solo de la organización hay una veintena de barcos que lo capturan, que llega a los más de 50 a nivel gallego. Cadilla explicó también que el palangre coreano, japonés y chino se dedica a la captura esta especie, "pero ellos lo hacen de forma directa y no accesoria, como nosotros".

La Iccat tiene registros de capturas de 76.982 toneladas durante el año pasado, como recoge el medio especializado SeafoodSource. En la misma publicación recuerdan que ya en 2016 hubo una sobrepesca de un 26% respecto a 2015 y que el plan actual de recuperación del patudo "tiene un 49% de posibilidades de éxito" de aquí a 2028, según los niveles de captura actuales. El plan también será revisado en la reunión anual de Croacia que se celebrará en noviembre en Dubrovnik.

La cifra de atuneros españoles en el Atlántico asciende a 12, a los que hay que sumarle los palangreros que también pescan la especie.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine