10 de septiembre de 2018
10.09.2018

Salvamento duplica en 2017 el número de rescatados, casi 100 al día, un nuevo récord

El incremento responde a la inmigración irregular - El organismo dependiente de Fomento auxilió a 4.747 embarcaciones el año pasado, solo el 10% de ellas pesqueros

10.09.2018 | 01:27
El helicóptero ´Helimer 401´ de Salvamento durante un simulacro en el puerto de A Coruña.

Las cifras

  • Rescates diarios. Los servicios de salvamento asistieron a 36.079 personas en las costas españolas en 2017, una media de 99 al día, una cifra récord que supone un aumento del 102% con respecto a 2016
  • Embarcaciones auxiliadas. Sasemar asistió a 4.747 barcos. Los de recreo fueron los más atendidos (el 52% de los casos), las pateras acapararon el 25% de los incidentes, mientras que los pesqueros coparon el 10% y los mercantes el 8%
  • Aumento de plantilla. El número de trabajadores se incrementó ligeramente en 2017, hasta los 1.341 trabajadores de flota y tierra, frente a los 1.319 del 2016. Las unidades aéreas las forman 285 profesionales

La Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar) rescató el año pasado a 36.079 personas en las costas españolas, una media de 99 diarias. Se trata de una cifra récord para el organismo dependiente del Ministerio de Fomento que supone un aumento del 102% con respecto a 2016. Este repunte en el número de personas auxiliadas se debe, en su mayoría, al aumento de la inmigración irregular, ya que de las 36.079 personas atendidas, el 64,12% fueron inmigrantes (23.135). Los rescates a personas en embarcaciones de recreo representan el 18%, seguidas por tripulaciones de buques mercantes (13%) y de pesqueros (3%). Casi la totalidad de estas acciones de salvamento se desarrollaron en el mar, mientras que solo un 2% de las personas atendidas no estaban en un entorno marítimo.

Los servicios de salvamento asistieron a 4.747 embarcaciones pero su vigilancia se extendió a 315.033 (controles que se desarrollaron desde los 20 centros de coordinación españoles). Los barcos de recreo fueron los que más veces tuvieron que ser atendidos (el 52% de los casos), mientras que las pateras acapararon el 25% de los incidentes. Mientras, los pesqueros copan el 10% de las intervenciones y los mercantes, el 8%, según el Informe Anual 2017 de Salvamento Marítimo publicado en las últimas semanas.

El documento que resume la actividad del organismo durante el año pasado indica que el crecimiento de la inmigración ilegal supuso un aumento de la actividad del 150% respecto a los dos años anteriores. En consonancia con el aumento de inmigrantes, también hubo más fallecidos. En total fueron 153 las personas que perdieron la vida o desaparecieron en el mar en un intento de llegar a la costa española, un incremento del 206% respecto a los dos años anteriores. Precisamente, el sindicato UGT pidió recientemente el refuerzo de la flota y de las tripulaciones de las embarcaciones en el sur de la Península para hacer frente a la oleada de inmigrantes.

En lo que a inversiones se refiere, Salvamento Marítimo destinó el año pasado 11,18 millones de euros, un 7,19% más que los 10,43 de 2016. Pese a ello, cuenta con los mismos medios que entonces: 73 unidades marítimas, 11 helicópteros y tres aviones.

La actividad de Sasemar generó unos ingresos de 168,43 millones de euros, la mayoría procedentes de la partida destinada en los Presupuestos Generales del Estado para 2017, según los datos provisionales detallados en el informe, a falta de que la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) los verifique. Las subvenciones asignadas en los presupuestos del Estado sumaron 137,9 millones de euros (un descenso del 6,76% en comparación con 2016), mientras que la UE aportó 0,37 millones.

Salvamento también facturó 20 millones por las diversas actividades que gestiona. Los cursos de formación, impartidos en el Centro de Seguridad Marítima Integral Jovellanos, dejaron ingresos de 1,6 millones. Las liquidaciones que realizan las compañías que gestionan los medios aéreos y marítimos con los que opera y lo percibidos directamente por la sociedad sumaron 4,1 millones. Las tasas de ayudas a la navegación le permitieron ingresar 11,4 millones, mientras que los convenios con las autoridades portuarias aportaron 2,9 millones.

Mientras, los gastos de la entidad -que engloban el aprovisionamiento, servicios externos, gastos de personal y de explotación- fueron inferiores a los ingresos, quedándose en 161,3 millones, que también suponen una caída respecto a 2016, pero dejaron un beneficio para la sociedad de siete millones.

La plantilla de Sasemar aumentó ligeramente el año pasado, hasta los 1.341 trabajadores, frente a los 1.319 del 2016. Estos son los profesionales que formaban parte del personal de flota y de tierra, mientras que las tripulaciones de las unidades aéreas las forman 285 personas (igual que en 2016).

Entre los hitos de la entidad el año pasado están que convocó la primera edición de los premios de Salvamento Marítimo, en los que entregó galardones a personas, colectivos e instituciones que se involucran en la protección del mar ya sea a través de la prevención y lucha contra la contaminación o de involucrarse en el rescate.

El resumen anual también destaca los reconocimientos recibidos por Sasemar. El consejo de la Organización Marítima Internacional (OMI) otorgó una mención de honor a los tripulantes de los helicópteros Pesca 2 (dependiente de la Xunta) y Helimer 211 (Salvamento) por el rescate de la tripulación del pesquero Gure Uxua.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook