08 de noviembre de 2018
08.11.2018

La flota gallega ve "inoperativo" el servicio público de empleo para cubrir tripulaciones

El sector reclama que durante la formación de los jóvenes haya prácticas a bordo de los barcos - Los armadores afirman que la pesca tiene mala imagen por desconocimiento

08.11.2018 | 01:42
Un momento de la jornada sobre el relevo generacional celebrada ayer en la lonja de A Coruña.

Las claves

  • Falta de tripulación. La flota gallega afirma que la estructura de contratación es inexistente y es difícil encontrar trabajadores con la titulación necesaria para poder enrolarlos en las embarcaciones
  • Mala imagen. El sector sostiene que la sociedad tiene una mala concepción de la pesca porque desconoce su actividad. Para darle la vuelta a la situación planea dar a conocer la realidad de su actividad y las condiciones en las que se trabaja
  • No hay relevo. La formación de los jóvenes relega las prácticas en los barcos pesqueros al final de sus estudios, por lo que muchos optan por trabajar en tierra, lo que deriva en la falta de relevo en el mar

La flota gallega busca y reclama soluciones a dos problemas que se extienden a todos los ámbitos del sector: el relevo generacional y la falta de tripulaciones. El presidente de la asociación coruñesa de armadores Pescagalicia-Arpega-O Barco, Severino Ares, denunció ayer la "inoperatividad" del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) a la hora de proporcionar a la flota pesquera candidatos para completar su tripulación. "La estructura de contratación es inexistente. El SEPE nos proporciona una lista con unos pocos nombres, pero al final resulta que esos aspirantes no tienen la titulación necesaria o en su defecto la tienen caducada", expuso Ares durante la segunda jornada del VI Congreso de Sostibilidade Social e Económica do Sector Pesqueiro, celebrado en la lonja de A Coruña. El representantes de los armadores detalló que el sector busca alternativas para enrolar profesionales, pero que los resultados fueron similares.

El representante de la flota gallega profundizó en los factores que provocan esta escasez de mano de obra en las embarcaciones y destacó la falsa creencia que tiene la sociedad de que la pesca es un oficio duro que está mal remunerado. "Hay una mala apreciación de nuestro trabajo, básicamente por desconocimiento. Pero podemos dar a conocer lo que es en realidad la pesca, lo bueno que tiene y los avances que se introdujeron", indicó Ares. Otro punto que, a su juicio, debería homogeneizarse es la legislación europea: "Tiene que ser igual en todos los países miembros. La regulación no se pone de acuerdo en el número de tripulantes que debe tener cada barco. En un caladero los barcos con distintas banderas de estados de la UE tienen una cantidad diferente de pescadores. Este número debería ser igual para todos", sentenció.

La formación de los futuros trabajadores del mar también salió a colación en esta jornada sobre el relevo generacional organizada por la Fundación Rendemento Mínimo Sostible e Social (Fremss). Ares consideró necesario que los estudios estén adaptados a las necesidades de la flota y que durante los mismos se realicen más prácticas a bordo de los barcos. "Normalmente los alumnos embarcan solo cuando terminan de formarse y pocas veces suelen repetir. Al final acaban decantándose por el trabajo en tierra. Estas prácticas en los pesqueros deberían hacerse desde el principio, para que tengan contacto con el mar antes", sugirió el presidente de Pescagalicia. Esa la misma línea se expresó el presidente de la Fremss, Juan Carlos Corrás, que afirmó que las escuelas "están llenas, pero los barcos vacíos", situación que complica el relevo generacional.

La directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro, Susana Rodríguez, celebró que todos los cursos que se imparten en las escuelas náutico-pesqueras de la Xunta están cubiertos, pero reconoció algunas de las apreciaciones del sector. "Un punto clave sobre el que trabajamos es el de ampliar el periodo de prácticas de los alumnos y aumentar los contenidos más experimentales. La dificultad que entraña es encontrar pesqueros en los que puedan embarcar para completar su formación", matizó Rodríguez, que dijo que la Administración sopesa crear bolsas de trabajo. La directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro tiene la certeza, remarcó, de que los estudiantes "quieren trabajar, tienen ilusión, y se debe intentar que no la pierdan por el camino".

La representante de la Consellería do Mar también coincidió con Ares en la necesidad de adaptar la formación a las necesidades del sector. "La actividad que se desarrolle en las escuelas debe ir de la mano de lo que necesite la pesca. De nada vale que los centros estén llenos si al final no solucionamos los problemas relacionados con el relevo generacional y con la falta de trabajadores", afirmó Rodríguez.

La Administración gallega busca mejorar la aplicación final de estos planes de formación, por lo que apuesta por analizar directamente lo que pide el sector. "Una de las medidas que vamos a adoptar es la elaboración de un estudio en el que trataremos directamente con la flota para ver sus problemas y actuar en consecuencia", aseguró la directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro de la Xunta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook