22 de noviembre de 2018
22.11.2018
La Opinión de A Coruña

Galicia importa ya veinte veces más pulpo del que captura para atender la demanda

La industria sube un 15% las compras a proveedores extranjeros por su escasez y su tirón en Europa - Indonesia, Filipinas y China, los que más aumentaron las ventas

22.11.2018 | 01:51

La totalidad del pulpo que envasa la firma gallega Congelados Maravilla bajo la marca Benito Alonso, y que se captura únicamente en aguas de Galicia, se envía a Italia. Solo para abastecer las líneas de producción con destino a otros países, la industria pesquera de Galicia importó en lo que va de año casi 21.500 toneladas de pulpo, un récord absoluto que representa un incremento interanual del 15%, según el último balance (hasta septiembre) de comercio exterior. Es veinte veces más de lo que se subastó en las lonjas gallegas en el mismo periodo (1.195 toneladas). La dependencia de los proveedores foráneos creció, solo en un año, un 50%. La vertiente es doble: por una parte las capturas fueron especialmente bajas y, por otra, el sector pesquero logró elevar sus exportaciones pese a que cada vez es más complicado proveerse de materia prima. Las empresas vendieron menos pulpo al extranjero (12.922 toneladas, una caída interanual del 11,7%), pero facturaron más por este negocio (128,6 millones, un 11% más).

Entre lo que se compró a otros países y las capturas de la flota gallega, la industria dispuso de cerca de 21.700 toneladas de pulpo -sobre todo congelado- y, de acuerdo con la estadística oficial, solo cinco de cada diez kilos de este cefalópodo eran de origen gallego. La industria elevó su apuesta por proveedores de mercados tradicionales como Marruecos, Portugal o Mauritania, pero creció de forma exponencial la importación de pulpos de países más exóticos. Filipinas, que según los registros del Ministerio de Industria nunca había actuado como proveedor de las fábricas gallegas, vendió en lo que va de año más de 346 toneladas de producto, casi un 30% del total de capturas subastadas en las lonjas. Y China, que en los nueve primeros meses de 2017 había introducido apenas 30 toneladas de pulpo en Galicia, vendió casi 180 toneladas del mismo producto. Indonesia, Yemen, Vietnam, Chile, México, Namibia o Mozambique enviaron ya al mercado gallego más de 600 toneladas de esta especie, ya premium. Solo India sufrió un retroceso en cuanto a ventas a las fábricas gallegas.

Los registros de comercio exterior difundidos ayer inciden, de un lado, en la caída de los volúmenes exportados por el sector; por otro, en el encarecimiento de la oferta. Así, las fábricas gallegas pasaron de exportar 14.634 toneladas de productos pesqueros en 2017 a las 12.923 toneladas registradas entre enero y septiembre del ejercicio en curso. No obstante, la facturación fuera de España ha aumentado un 4% interanual, hasta los 1.659 millones de euros. De nuevo Italia, con compras por más de 575 millones de euros, se ha erigido como el principal comprador de la industria, por delante de otros países como Portugal y Francia. El pinchazo de las ventas a Vietnam, que se han desplomado un 68%, colocan a Estados Unidos como el segundo mercado no comunitario para la industria. Allí las empresas facturaron casi 23 millones de euros en lo que va de año, con la conserva como puntal. El primero sigue siendo China, que avanza en su estrategia de convertirse en un país más comprador que vendedor, con 1.386 millones de bocas que alimentar.


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook