13 de diciembre de 2018
13.12.2018

El consumo de pescado en España cae un 12% en los últimos cuatro años

Los productos del mar frescos representan el 45% de la compra de los consumidores - Las especies que más se venden son la merluza, el bacalao y el salmón

13.12.2018 | 01:49
Un grupo de pescadores descarga cajas de pescado en un puerto gallego.

Los hábitos de consumo cambian con el tiempo, adaptándose a las épocas, y en los últimos años los productos del mar perdieron protagonismo. Los datos recogidos en el informe Estructura del consumo de pescado en España. Una reducción de la demanda y del gasto publicado por el catedrático de Economía Aplicada de la Universidade da Coruña (UDC), Fernando González Laxe, en el Boletín Económico de ICE reflejan esta realidad. El consumo de pescado en España descendió un 12,2% en los últimos cuatro años (2013-2017), lo que equivaldría a una reducción de 3,4 kilos por habitante en ese periodo.

González Laxe apunta que, a pesar de esta caída, el pescado fresco continúa en cabeza entre los consumidores españoles, ya que representa el 45% del consumo. A nivel europeo, España es el país que más pescado compra de todos los hogares comunitarios con un total de 480.826 toneladas. Cada español comió en 2017 una media de 10,54 kilos de pescado fresco. Por otro lado, la demanda de este producto congelado sufrió una caída de 0,6 kilos al año por persona en los últimos cuatro años. "Pasa de 3,11 kilos consumidos al año por habitante a 2,5 kilos anuales", recoge el también expresidente de la Xunta.

El marisco, los moluscos y los crustáceos disminuyeron también en todas las modalidades -congelados, frescos o cocidos-. A pesar de la caída general en estos productos, Laxe apunta que los que más descendieron fueron los frescos. Las conservas consiguen rompen con las caídas que sufren el resto recursos relacionados con el mar, ya que en los últimos años su consumo aumentó un 3,6%.

Los pescados que más éxito tuvieron entre los consumidores fueron la merluza, el bacalao y el salmón, a pesar de que hubo un descenso en la demanda de las dos primeras especies y un aumento de la tercera. "En los últimos cinco años apenas se aprecian cambios significativos en las preferencias de los españoles, salvo la irrupción de los productos que proceden de acuicultura", sostiene González Laxe en su publicación.

Para paliar el descenso del consumo de pescado, la Xunta empezó a desarrollar una serie de campañas que buscan frenar esta dinámica. Mar Achega, O sabor da aventura está no mar o Ponlle as pilas ao teu bocata son algunos de los ejemplos a los que ahora se sumará otro para el que utilizarán cuatro influencers con los que atraer a un público de entre 18 y 35 años. "Echamos en falta una campaña destinada a fomentar el consumo entre la población juvenil", señala el pliego del concurso.

El objetivo que persigue la Consellería do Mar es el de realizar "una estrategia de comunicación" para 12 meses que incluirá a cuatro personas que actuarán como embajadores de las acciones que se vayan a desarrollar. La Xunta destina a esta campaña 242.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook