23 de febrero de 2019
23.02.2019

Peligra la seguridad marítima

23.02.2019 | 01:23
Peligra la seguridad marítima

Los alumnos de las escuelas de formación náutico-pesquera no dan crédito a la pretensión de un grupo de armadores que pretenden derivar a embarcaciones de más de 24 metros de eslora oficiales teóricamente no preparados para el ejercicio en estos de funciones que corresponden a titulados superiores en la misma rama de la pesca. Según la organización Aetinape, que agrupa a la mayoría de los titulados náutico-pesqueros, de los más de 8.000 buques de pesca de España, poco más de 500 superan los 24 metros de eslora. El resto son, en la práctica, gamelas que pueden ser patroneadas por "titulados menores" a los que el citado grupo de armadores pretende potenciar para ahorrar costes de explotación en sus empresas.

Por esta acusación se otorgarían las atribuciones a profesionales con insuficiente formación, que aumentarían su mando como contempla el Proyecto de Real Decreto en buques de 24 a 32 metros de eslora y en aguas de 60 a 100 millas de distancia de la costa ejerciendo como primer oficial u oficial de puente en cualquier pesquero. Así se reduciría aún más el segmento de flota disponible para los titulados náutico-pesqueros. El sector resultaría perjudicado en su seguridad por cuanto la formación en esta materia la reciben los náutico-pesqueros con las condiciones establecidas en el Convenio STCW-F-95 de la Organización Marítima Internacional (OMI), ratificado por España.

Los datos han sido facilitados por profesores de las escuelas de formación náutico-pesqueras ante la amenaza de que el Estado pudiera ceder a la presión de los armadores que pretenden un relajamiento de las titulaciones, lo que provocó que el anterior Gobierno del PP elaborase hace un año un Proyecto de Real Decreto por el que se modificaría uno anterior (el 36/2014, de 24 de enero) que regulaba los títulos profesionales del sector pesquero.

La conselleira do Mar se refirió recientemente al relevo generacional para destacar que desde 2009 la matrícula en las escuelas náutico-pesqueras de Galicia se incrementó un 50% y que más de 1.500 personas se formaron como mandos para trabajar en el sector. Quintana apuntó que no es partidaria de otorgar competencias sin formación advirtiendo, como también había hecho Aetinape, que los más importante es la seguridad de las tripulaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook