21 de marzo de 2019
21.03.2019
La Opinión de A Coruña

La Policía Autonómica detuvo el pasado año un 25% más de pescadores furtivos

El cuerpo policial arrestó a 140 personas por realizar actividades ilegales relacionadas con la pesca - Las denuncias por furtivismo se redujeron en casi un 4% durante 2018

21.03.2019 | 01:01
Percebes incautados en el desarrollo de la operación 'Vandabal'.

La Unidad de Policía Autonómica de Galicia (UPA) colabora con la Consellería do Mar en el control, inspección y realización de dispositivos para garantizar la normalidad del trabajo del sector pesquero y marisquero. Con el objetivo de impedir la actuación de los furtivos y garantizar el buen estado de la zona de trabajo de los pescadores, los equipos de investigación de este cuerpo de seguridad aumentaron su incidencia en la lucha contra el furtivismo. Durante el pasado año, la Policía Autonómica detuvo a un 25% más de pescadores ilegales (140) que en 2017, cuando habían arrestado 112, según recoge el cuerpo policial en su balance anual.

Los arrestos no fueron los únicos datos que aumentaron. A lo largo del anterior año, la Policía Autonómica desarrolló un total de 5.169 dispositivos (en los que se incluyen intervenciones en carretera, realizados por los agentes del Grupo de Resposta Policial de la Policía Autonómica de Santiago), un incremento del 8,75% ya que en 2017 se habían realizado 4.753. En consecuencia con esta subida, las inspecciones también se vieron intensificadas, concretamente en un 26%. Durante el pasado ejercicio las patrullas realizaron un total de 16.633 controles por los 13.138 desarrollados en 2017.

A pesar de que el número de detenidos se incrementó un 25%, las denuncias por furtivismo se redujeron ligeramente. A lo largo del año pasado los agentes de la Policía Autonómica impusieron 3.508 denuncias por esta actividad ilegal por las 3.686 que interpusieron en 2017, un descenso del casi el 4%.

El concello de Boiro fue el lugar en el que más actuaron los miembros del Grupo de Resposta Policial (Erpol) de la Policía Autonómica de Santiago. En total desarrollaron 6.155 inspecciones repartidas en 1.197 dispositivos, que se saldaron con 1.891 denuncias y una persona detenida. Ferrol fue la segunda zona que más actividad registró, concretamente se realizaron 4.026 inspecciones divididas en 646 dispositivos. Sin embargo fue el concello en el que más detenciones se hicieron: 43. A Coruña, por su parte, acumuló 205 inspecciones desarrolladas en 75 dispositivos y se detuvieron a 42 implicados.

Hubo tres operaciones que destacaron entre todos los operativos que desplegaron los agentes de la Policía Autonómica a lo largo del pasado año:

EOperación 'Vandabal'. Se realizaron operativos par la investigación de presuntos delitos contra la Flora y la Fauna. La zona en la que se desarrollaron fue en la costa de A Coruña, concretamente desde el puerto exterior hasta la Torre de Hércules. A día de hoy se siguen haciendo actuaciones por orden del Xulgado de Instrucción nº 1 de A Coruña. Por el momento hay 42 personas investigadas y un vehículo incautado.

EOperación 'Clamp'. Este operativo se realizó en colaboración con la Policía Marítima Portuguesa y el Servizo de Gardacostas de Galicia y se extendió del 13 de marzo hasta junio del pasado año. A través de las investigaciones, los agentes detectaron una red de transportistas portugueses que introducían almeja extraída por furtivos en el río Sado (no era apta para consumo por altos índices de toxicidad) y la vendían en depuradoras gallegas.

EOperación 'Concha'. Este operativo tuvo lugar entre febrero y noviembre del pasado año. La policía investigó delitos contra la salud pública, tráfico de género corrompido, organización criminal y receptación. Se desarrolló en los concellos de Ferrol, Meis y Vilagarcía. En total hubo 43 detenidos y dos vehículos incautados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook