25 de marzo de 2019
25.03.2019

Un informe de la FAO 'avala' el marrajo

Un informe rebate que sea un animal en "peligro de extinción" y se opone a prohibir su pesca - Representa el 10% de las capturas de tiburón del palangre de Galicia

25.03.2019 | 00:35
Un ejemplar de marrajo a bordo de un palangrero.

El anuncio de la inclusión del marrajo dientuso Isurus oxyrinchus entre las especies en "peligro de extinción" por parte de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, en inglés) ha levantado ampollas en el sector pesquero al representar el 10% de las capturas de tiburón del palangre. No solo por las "implicaciones comerciales" que pueda provocar ya el comunicado realizado el pasado jueves, sino porque el sector entiende que "no es, ni mucho menos, lógico". Para defender la pesquería, desde la patronal española Cepesca apelan al informe del panel de expertos de la FAO publicado a principios de este mes: tras hacer una evaluación de los datos disponibles sobre el marrajo, declinan su inclusión en el Apéndice II de la Convención Cites, que supondría una protección de la especie a nivel comercial y afectaría a la flota. Desde el sector del palangre entienden que este informe "echa por tierra" la consideración de animal en "peligro de extinción", pero alertan: "Es un antecedente peligrosísimo".

La situación del marrajo se ha convertido en una guerra casi a contrarreloj. Fue a finales del pasado año cuando el secretario general de Cepesca, Javier Garat, anunció en Vigo que México había planteado la inclusión de la especie en el Apéndice II de la Convención Cites. "La medida no tiene sentido", decía entonces Garat. En el inicio de 2019 España veía como se quedaba sola en su lucha por evitar esta protección comercial al ser el único país de la Unión Europea que se posicionó en contra (no así Portugal, el otro país con peso en el palangre de la Unión Europea).

Mientras esperaban la decisiva evaluación de la FAO, desde Cepesca y Europêche (patronal comunitaria) se movilizaron para intentar dar la vuelta a la situación. Con la salida del informe del panel de expertos el sector ganó un aliado, pero no se esperaban el revés anunciado el pasado jueves por la UICN, cuya publicación llega a tan solo un mes de que tenga lugar la conferencia de las partes contratantes de Cites, que se celebrará en Sri Lanka entre el 23 de mayo y el 3 de junio.

Contradicciones

La UICN, que incluyó a otros 16 tiburones, informaba que la especie "suscita especial preocupación" debido al "grave agotamiento" de sus poblaciones. Sin embargo, desde la FAO señalan que "los datos disponibles no proporcionan evidencia de que la especie cumple con los criterios de inclusión en el Apéndice II de la Cites" y recuerdan que el marrajo es "relativamente rico" en cuanto a los datos disponibles en comparación con otros tiburones.

Así, recuerdan que el escualo se pesca en menor medida que otros (al ser una especie accesoria para el palangre, no como el pez espada o la tintorera) y que en el caso de las zonas norte del Atlántico y Pacífico "las evaluaciones disponibles indican números actuales de alrededor de un millón y ocho millones de individuos respectivamente".

De igual forma, un estudio publicado por el especialista sobre especies migratorias del IEO en A Coruña, Jaime Mejuto, estima que la Isurus oxyrinchus "es probablemente la especie de tiburón epipelágico más abundante después del tiburón azul" . El informe, de enero de 2017, recuerda también que "es un valioso recurso alimenticio en muchos países costeros en desarrollo de todo el mundo".

Además, la Iccat (organización regional de pesca que regula la captura en el Atlántico) se reunirá en Madrid en mayo para evaluar las medidas de conservación y ordenación para el marrajo dientuso del Atlántico norte. La patronal pesquera defiende que sean estas organizaciones las que regulen las pesquerías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook