18 de abril de 2019
18.04.2019
La Opinión de A Coruña

Las patronales acuícola y conservera recelan de Madrid por la Ley de Costas

El Gobierno mantiene el plazo de 75 años para las concesiones y asegura que los cambios subsanarán "incoherencias" || El sector aguarda la publicación del BOE

17.04.2019 | 20:46
Planta acuícola en Cabo Vilán.

La industria del mar recela del "mensaje de tranquilidad" enviado ayer a través de la Delegación del Gobierno en Galicia al respecto de la reforma prevista en la Ley de Costas. Desde Madrid intentaron apagar el incendio generado entre el sector gallego acuícola, conservero y de las depuradoras de marisco, que unidas lanzaron un SOS la semana pasada por las dudas de sus concesiones. "El Reglamento de 2014 presenta algunas disfuncionalidades e incoherencias que es necesario corregir; las concesiones mantienen el mismo plazo máximo que hasta ahora, 75 años", explicaba la Delegación a través de un comunicado. Pero lejos de tranquilizar al sector, lo que ha generado la nota es desconfianza. Unos porque no se cita a las empresas conserveras que también se podrían ver afectadas; otros, porque no se fían de los "anuncios" en período electoral. Eso sí, todos coinciden en algo: habrá que esperar a leer lo que se publique en el BOE y qué interpretación se hace.

La nota llega después del giro del Gobierno frente a la prórroga de la concesión de Ence en la Ría de Pontevedra tras su decisión de no defender la prórroga concedida en 2016 por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en funciones. Esto motivó que entre el sector se inquietasen, mientras el secretario general del PP de Galicia, Miguel Tellado, alertaba que "más de 100 empresas" y "casi 5.000 edificios de 80 municipios" de la comunidad gallega podrían tener una "afectación grave" por la modificación.

Según la Delegación, tras consultar con la Abogacía del Estado, el Ministerio para la Transición Ecológica busca introducir ciertas aclaraciones en el nuevo texto para eliminar la "incertidumbre" actual, pero que en todo caso se respetará "escrupulosamente la legislación vigente". De esta forma se busca aportar certidumbre a largo plazo a las empresas estableciendo criterios objetivos para otorgar concesiones y prórrogas.

Javier Ojeda, gerente de la Asociación Empresarial de Acuicultura de España (Apromar), estima "la rectificación" del Gobierno como una buena noticia. "Sin embargo la realidad será lo que se publique en el BOE y la interpretación que se dé. Lo que se ha hecho en los últimos dos años es crear incertidumbre", comenta Ojeda. Tal y como explicaron la semana pasada, el gerente de Apromar recuerda que la problemática surgió hace ya dos años. El hecho de que el comunicado llegue en período electoral tampoco pasa desapercibido. "No voy a decir que no lo creemos por ello, pero es cierto que las elecciones están cerca", explica.

El secretario general de la patronal conservera, Juan M. Vieites, lamenta, por su parte, que el escrito de la Delegación no mencionase al sector que representa „en el texto se habla de "actividades de acuicultura y depuración de marisco"„ y se pregunta: "¿Y la industria qué?". "Es un mensaje de tranquilidad con lógica, pero hay que esperar a las interpretaciones y al redactado del reglamento", indica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook