06 de junio de 2019
06.06.2019
La Opinión de A Coruña

Madrid pedirá que el acuerdo con Mauritania permita a la flota descargar en otros puertos

La medida evitará que los camiones de once barcos de Muxía, Ribeira y Marín queden atrapados por los cortes en la frontera entre el país y Marruecos

05.06.2019 | 22:32
Un instante de la reunión de los armadores afectados con la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz.

La Secretaría General de Pesca elevará a Bruselas la petición de la flota gallega afectada por los cortes de la carretera que une Marruecos y la ciudad mauritana de Nouadhibou, en la que habitualmente descargan. La idea es que los buques puedan desembarcar en otro puerto diferente, como el de Dakhla (en el sur de Marruecos), en base al próximo acuerdo pesquero que negocien la Unión Europea y Mauritania. Así lo trasladó la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, en un encuentro con los armadores afectados celebrado en Madrid. "Es una vía extraordinaria y nos han dicho que no es fácil", indica María José de Pazo, armadora con tres buques afectados, que recuerda que la flota "lleva cuatro meses sufriendo pérdidas y retrasos" por este problema.

Los cortes en la frontera se han convertido en un constante dolor de cabeza para los once barcos de fresco de Ribeira, Muxía y Marín que faenan en aguas mauritanas en base al acuerdo de la UE y el país africano. Pese a que el mayor problema está en la imposibilidad de llevar pertrechos a los barcos en Nouadhibou, en algunas ocasiones se han llegado a pudrir mareas enteras (de merluza negra y palometa, principalmente) al no poder moverse del desierto los camiones para llegar a su destino, las lonjas de Cádiz y Vigo.

Los movimientos para intentar solucionar el problema no han servido de mucho hasta ahora y pese a que en estos momentos la frontera está abierta "los cortes volverán a llegar", según el sector. Por este motivo, el inicio de las negociaciones entre Mauritania y la UE supone una nueva bala que el sector no quiere desperdiciar.

Se prevé que las negociaciones entre ambas partes comiencen de forma oficial el próximo mes „en junio hay elecciones presidenciales en el país„ y, para entonces, el ministerio de Pesca espera tener redactada esta solución alternativa para que Bruselas la tenga en cuenta, según comentan los armadores.

La solución es, esencialmente, ofrecer la posibilidad de que los barcos que pescan en Mauritania puedan salir de aguas del país sin tener que descargar allí de forma obligatoria, bien sea por estos cortes en la frontera o por una avería o urgencia. "Todo es un tema que se puede negociar", avanza el gerente de los Armadores de Marín, Juan Martín Fragueiro, asociación con barcos afectados.

Villauriz acudió a la reunión en la capital con representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores. En el encuentro quedó patente que se trata de "una situación de gran complejidad" y que "desde la Administración se están realizando todas las gestiones posibles (...) para poner en marcha una solución alternativa que sea operativa para los armadores". "Se han atendido las demandas planteadas por el sector, que tratarán de incluirse durante la próxima negociación", resumió Pesca en un comunicado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook