10 de julio de 2019
10.07.2019

La campaña del pulpo arranca con menos capturas e ingresos en la lonja coruñesa

El centro de primera venta de A Coruña subastó 3.403 kilos de la especie por 27.113 euros, un 49% y un 60% menos que en 2018 || La tendencia se repite en Galicia

09.07.2019 | 22:14
Un trabajador clasifica el pulpo en una lonja gallega.

Hace una semana que la flota gallega puede pescar pulpo de nuevo tras la veda de mes y medio establecida, y siete días después las cifras de capturas e ingresos son inferiores a las registradas el pasado año. Según los datos provisionales consultados en la Plataforma Tecnolóxica da Pesca (dependiente de la Consellería do Mar), la lonja de A Coruña subastó 3.403 kilos de la especie, un 49% menos que en el mismo periodo del pasado año cuando la cantidad llegó a los 6.679 kilos. Los ingresos generados por la comercialización de la especie sufrieron una caída mayor, concretamente del 60%. A lo largo de estos días la venta de pulpo generó 27.113 euros por los 67.890 del anterior ejercicio. Este descenso es consecuencia de la caída del precio medio del recurso, a pesar de haber menos cantidad en el mercado. El kilo de este cefalópodo en el puerto coruñés rozó los ocho euros, mientras que el pasado año a estas alturas era de 10,2 euros.

El centro de primera venta de A Coruña subastó ayer alrededor de 1.500 kilos de pulpo. Los ejemplares más pequeños „de entre uno y 1,2 kilos„ alcanzaron los 6,5 euros, mientras que los de mayor tamaño llegaron a venderse por 12 euros. "Está llegando menos cantidad que el año pasado. Esperaremos a final de mes para comparar pero algo menos sí que está habiendo", apunta el responsable de la caja de la lonja coruñesa, Ignacio Iglesias.

La flota de artes menores de la cofradía de A Coruña todavía no se sumó en su totalidad a la captura de esta especie, hecho que se refleja en el descenso de las descargas. "Algunos barcos sí se dedican ya a la pesca con nasa, pero otros todavía no cambiamos de arte", indica el patrón mayor de la cofradía de A Coruña, Felipe Canosa. El dirigente del pósito coruñés manifiesta que no hay mucha captura, por lo que muchos pesqueros optan por trabajar con otras artes. "Más adelante ya nos iremos sumando a pescar pulpo, a ver cómo va yendo", señala Canosa.

Comienzo en Galicia

La situación que se da en A Coruña es un reflejo del comienzo de la campaña de este cefalópodo en Galicia. Desde que el día 1 las embarcaciones pueden capturar la especie los puertos gallegos descargaron 44.288 kilos de pulpo, un 58% menos que en el mismo periodo de 2018 cuando la cifra había alcanzado los 105.532 kilos. Los ingresos generados también se resintieron. Durante estos días las lonjas gallegas facturaron 320.273 euros por los 1,1 millones del pasado año, un 71,5% menos.

El centro de primera venta que más pulpo recibió en este periodo de tiempo es el de Ribeira, que subastó 9.352 kilos de la especie. Sin embargo, el año pasado la cifra ascendía a los 23.895 kilos, un descenso del 61%. A pesar de que la cantidad comercializada fue menor, los ingresos resultantes de esas ventas cayeron todavía más debido a la reducción del precio medio (7 euros el kilo por los 10 registrados en 2018). Ribeira facturó en lo que va de campaña 66.067 euros por los 239.628 euros del pasado año, un 72% menos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook